Resguardo San Juanito

De SMT - ONIC
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Descripción geofísica

Localización geográfica

Está ubicado al oriente del municipio de Orocué, en el departamento de Casanare, al norte del resguardo El Consejo y al sur del resguardo El Suspiro-El Rincón del Socorro[1].

Geología estructural

En el área se presenta cuenca sedimentaria en depresión tectónica[2].

Geomorfología

Relieve

En la zona se encuentran:

  1. Llanos Orientales, llanura eólica heredada.
  2. sistemas aluviales de los llanos orientales, llanura aluvial actual[3].

Dentro de las formaciones superficiales que ocurren en la zona, se encuentran:

  1. Depósitos de limos y arenas finas de origen eólico, con coberturas parciales de sedimentos aluviales de inundación de tamaño limo y arcilla.
  2. Depósitos de sedimentos aluviales heterométricos, con cantos redondeados, arcillas, limos, gravillas y arenas[4].

Modelado

En la zona se encuentran:

  1. Llanura aluvial con pendiente media plana a ligeramente plana, con presencia de valles mayores, cauces anastomosados, diques, orillares y cubetas inundables.
  2. Modelado heredado de dunas longitudinales y parabólicas de altura relativa inferior a 50 m. Pendiente ligeramente plana a fuertemente inclinada[5].

Ocurren procesos de modelado por:

  1. Aluvionamiento e inundación de cubetas.
  2. Escurrimiento superficial difuso con truncamiento de suelos leve y formación de surcos[6].

Los procesos secundarios que se encuentran en el resguardo son:

  1. Socavamiento lateral.
  2. Divagación con formación de meandros.
  3. Aluvionamiento en los bordes de las dunas.
  4. Inundaciones parciales de espacios interdunares.
  5. Disección leve con formación de colinas[7].

Se encuentran paisajes de:

  1. Planicie aluvial con inclinación menor al 7% y drenaje pobre a muy pobre.
  2. Planicie eólica con inclinación menor al 7% y drenaje pobre a muy pobre.
  3. Valle aluvial con inclinación menor al 7% y drenaje pobre a muy pobre[8].

Hidrografía

Cuencas

El resguardo está en las cuencas del Bajo Meta y el Río Tomo-Tuparru[9]. La escorrentía es de 1000 a 1500 mm anuales[10]. Se presentan ambientes sedimentarios y vulcano clástico con buenas posibilidades hidrogeológicas[11].

Sistemas lóticos

En el resguardo se encuentran el río Meta y los caños Duya, Canjirriba, Carramuna, Conunuto, Ocumo, Paravare y Pirito[12].

Sistemas lénticos

No hay presencia de sistemas lénticos representativos en el resguardo.

Climatología

Clima

El resguardo está entre los 0 y 800 metros sobre el nivel del mar[13] y presenta las siguientes características:

  1. La temperatura es mayor a 24°C.[14].
  2. La precipitación está entre 2000 y 2500 mm anuales[15].
  3. La temporada más lluviosa es en los meses de abril a octubre[16].

Zonificación climática

El clima en la zona es cálido húmedo[17].

Amenazas naturales

El resguardo tiene amenaza muy baja por remoción en masa y amenaza sísmica baja. Se presenta desertificación[18].

Descripción biótica y ambiental

Características biofísicas

Zonas de vida y biomas

De acuerdo al Sistema de Clasificación de Zonas de Vida de Holdridge, el área del resguardo corresponde a las zonas de vida de bosque húmedo Tropical (bh-T) y bosque seco Tropical (bs-T)[19]. Respecto a los biomas, según el Módulo de Información Geográfica del Observatorio de Territorios Étnicos y el Mapa de Ecosistemas Continentales, Marinos y Costeros de Colombia, el área pertenece a los Peinobiomas y Helobiomas de la Amazonía y Orinoquía. Es importante destacar que en la zona se encuentran ecosistemas naturales de sabanas inundables de la llanura eólica y bosque alto denso de las llanuras de inundación de ríos andinos (aguas blancas)[20].

Áreas para la conservación y traslape con áreas protegidas

El resguardo no se traslapa con áreas protegidas para la conservación[21]. Es importante resaltar que los resguardos tienen una función ecológica y social[22], por lo que las comunidades indígenas que los habitan juegan un papel determinante en la conservación de los ecosistemas que les proveen recursos y que son el hábitat de numerosas especies indispensables para el mantenimiento de las tradiciones culturales, de las dinámicas ecológicas de los ecosistemas y la preservación de las fuentes de agua y la calidad del aire.

Biodiversidad

Introducción

El municipio de Orocué tiene gran riqueza ambiental e hidrográfica, lo cual significa una alta diversidad de fauna y flora en gran parte del territorio. Sin embargo, debido a la fuerte actividad agropecuaria, en el departamento la biodiversidad se ve actualmente amenazada a causa de la deforestación para ampliar las zonas de cultivos de maíz, plátano, yuca, entre otros, y para la implementación de ganadería extensiva[23].

Fauna

Especies de fauna representativas de la zona:

  • Mamíferos: agaquato, ardilla, cachicamo, chigüiro, gato montés, guatín o picure o petecera, lapa, guagua o purné, mico churuco, murciélago, frutero, oso melero, oso palmero, perro de agua, vampiro común, danta, saíno, armadillo, tigre, venado y zorro perruno.
  • Aves: Las aves representan el grupo de mayor población y amplia distribución, siendo las acuáticas y semiacuatícas el grupo más diverso. Entre las mas comunes están: el águila, alcaraván arrocero, azulejo, búho de la sabana, carraco cernícalo, corocora roja, chiriguaro, chulo, gallineto de monte, garrapatero, garza blanca, garza del ganado, garza morena, garza parda, garza real, garzón azul, gavilán, guacamaya, guacharaca, gualas, halcón culebrero, halcón peregrino, lechuza, loro, mirla, paloma llorona, pavo paujil, patico zambullidor, pato careto, pato carretero, pava, perdíz de monte, perico, periquito mastranto, pollita de agua y tijereto.
  • Reptiles: babilla, coral, charapa sapa, galápaga, guio negro o de caño, iguana, lagartija, mapanare, tortuga mata mata, tragavenado, cuatro narices, cascabel, matacaballo, cazadora, tatacoa y tortuga morrocoy.
  • Peces: amarillo, apuy, baboso, bagre, barbiancho, blanco pobre, bocachico, cachama, cachama blanca, cajaro, caribe, coporo, curvinata, chancleto, guabina, mojarra, palometa, pavón, payara, rayado, sapuara, sardinata, sierra, valentón y yaque[24].

Flora

Vegetación representativa de la zona: Entre las especies de flora representativas es posible encontrar: en zonas de sabanas altas secas chaparro manteco (Byrsonima crassifolia), chaparro (Curatella americana) y guayabo sabanero (Psidium sp.); en zonas de sabanas bajas se encuentra el cauchillo (Sapium sp.), guamo (Inga sp.), guayabo (Myrcia sp.), lechero (Ficus sp.), matarratón (Gliricidia sepium), trompillo (Guarea sp.), cañafistula (Cassia grandis), nauno (Pseudosamanea guachapele), yopo (Piptadenia sp.), caucho (Ficus llanensis) y bototo (Choclospermun sp.); y en los bosques de galeria, caracterizados por su heterogeneidad de especies de gran altura y buen tamaño, se encuentra el caraño (Dacryodes sp.), leche chiva (Pseudolmedio laevigata), anime (Protium sp.), hobo (Spondias mombin), guayabete (Callicophylum spruceanum), palmiche (Genoma sp.), palo blanco (Hemicrepidos permunchoifolium), cachicamo (Calophylum brasiliensis), caimo (Pouteria sp.), cedromacho (Carapa guianensis), el lechoso (Brosimun sp.), pavito (Jacaranda copaia), ceiba (Ceiba pectandra), saman (Samanea saman), matapalo (Ficus sp.) y batatal (Manilkara bidendata)[25].

Uso de los recursos naturales renovables

Los sabedores tradicionales del Pueblo Sáliva junto al médico tradicional, los yerberos, las parteras, durante la elaboración de su plan de vida mostraron las plantas y su uso haciendo una clasificación de acuerdo a su uso: medicinales, alimenticias, para construcción de vivienda, rituales y mágicas; para dendroenergía, cebadero de fauna Silvestre; para artesanía, utilización de instrumentos musicales; como indicadores de suelos agrícolas, para venenos, aromáticas, condimentos, contraveneno, ictióxicos, psicotrópicos; como forrajes para animales domésticos, y lubricantes[26].. El Médico Tradicional sintetiza el pensamiento holístico que los indígenas tienen del mundo biológico, “el cual funciona en forma integral y cada elemento es parte de un universo que es funcional y compacto y donde nada está aislado del todo, puesto que, su cosmovisión gira en torno a la esencia o el espíritu del universo y de todos sus componentes, tales como ríos, piedras, plantas, animales, personas...”. Él tiene el poder de conferir poder, o aumentar cierta capacidad a una persona Respecto a la medicina tradicional “El yopo, símbolo del Sáliva, alcanza una altura de 15 mts, se encuentra en la comunidad, la sabana y conucos, la semilla es similar a una lenteja, de su preparación se obtiene el yopo, utilizado por los médicos tradicionales para realizar los procesos de curación como diagnosticar y curar enfermedades, los adultos los inhalan en las fiestas y en los trabajos”[27]. Las parteras y yerbateros también practican la medicina tradicional. Ellos tratan las afecciones más comunes como dolor de cabeza, cólicos, diarreas, vómitos, fiebres, entre otras. Las formas de uso de plantas son bebidas, emplastos, baños, tópicos, colirios, inhalaciones de vapores, gargarismos, lociones, botellas curadas. Para esto, las partes de las plantas más usadas son las hojas, incluyendo los tallos herbáceos; le siguen los frutos, semillas, cogollos, flores y cortezas[28]. El uso de las plantas, por parte de los yerbateros no solo incluye el tratamiento de las enfermedades del cuerpo, sino también afecciones atribuidas a tramas, maleficios, ojos, y otras enfermedades invisibles generadas por personas o espíritus que poseen una energía capaz de producir desórdenes aparentemente inexplicables, pero de gran trascendencia y validez dentro de las comunidades[29]. En el plan de vida del pueblo se ha resaltado la importancia de recuperar y conservar los conocimientos y la medicina tradicional y para esto buscan educar a su gente y establecer sistemas para clasificar y describir las plantas medicinales, además de implementar un programa de fortalecimiento organizacional de las asociaciones de autoridades tradicionales indígenas para que éstas puedan manejar autónomamente el tema en sus territorios y puedan ejercer un mejor control social sobre la educación propia[30].

Impacto ambiental

Proyectos

El proyecto para hacer navegable el río Meta desde Puerto López, implica su linealización y dragado, por lo cual el resguardo sufrirá el cambio de régimen del río que significará alteraciones sustanciales en la oferta ictiológica, base de su alimentación, y la inutilización de algunos caños aislados por la obra. Además se tiene proyectado la construcción de muelles de interés regional en Orocué (directamente en territorio sáliba de El Consejo y el Duya)[31]. El resguardo fue diseñado por el Incora, específicamente para que el pozo petrolero y la carretera estuvieran ubicados en el centro, sin que hicieran parte del mismo. De igual forma, el resguardo se ve afectado por el bloque/contrato Corocora-B operado por Perenco Colombia Ltda (Francia) mediante modalidad de contrato Producción asociación con ECP; por el bloque/contrato Guepardo operado por Hocol (Maurel et Prom) (Francia) mediante modalidad del contrato Evaluación Técnica con Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH); por el bloque/contrato Lince operado por Hocol S.A., por el bloque/contrato LLA 30 y LLA 31 operado por ANH y por el bloque/contrato Oropéndola operado por Conequipos mediante modalidad de contrato Exploración con ANH[32]. De acuerdo al Mapa de Área Petrolera en Resguardos, de abril de 2011, este está declarado como área de hidrocarburos, susceptible a afectaciones dentro y en áreas adyacentes[33].

NOTA: Este análisis se hizo al sobreponer el Mapa de Áreas Petroleras dentro de Resguardo con la ubicación del resguardo según mapa del Sistema de Información Geográfico del Observatorio de Territorios Étnicos Recuperado de http://www.etnoterritorios.org/mig/map.phtml

Contaminación

El municipio de Orocué no tiene tratamiento de aguas residuales. Los resguardos en general poseen pozos sépticos, pero se hay contaminación del agua y atmosférica, ya que las aguas negras y servidas llegan al río Meta. En la zona rural, los residuos sólidos son por lo general quemados, enterrados o tirados en un solar, expuestos a la descomposición natural[34]. La comunidad ha propuesto la implementación de la estrategia de entornos saludables en las comunidades indígenas, con enfoque diferencial, en especial acciones de vivienda saludable que incluyen componentes de: agua potable, manejo de residuos líquidos, sólidos, contaminación del aire, control de vectores, entre otros[35].

Cultivos de uso ilícito

No se encontraron registros de cultivos de uso ilícito dentro del resguardo para el año 2011.

Planes de manejo y ordenamiento ambiental territorial

En el plan de vida se señalan como indicadores de gestión territoriales la entidad territorial unificada, la seguridad alimentaria satisfecha, los ecosistemas protegidos y recuperados, y la economía indígena saneada; de igual forma, la comunidad señala que “día a día la población va aumentando, por eso nos hemos proyectado buscar el mecanismo de estudio y ampliación del territorio, unificando los resguardos El Suspiro Médano y el Consejo, comprando las fincas intermedias que son de colonos”[36]. Para la comunidad es muy importante mantener el equilibrio del medio para la subsistencia de la nueva generación, por lo tanto se han planeado proyectos como la construcción de un parque ecológico, una granja agroforestal comunitaria, zoocriaderos de animales en peligro de extinción, reforestación y recuperación de micro cuencas[37]. Dentro del Componente Indígena Plan Departamental de Desarrollo (de acuerdo con los mandatos del Plan de Vida “sueños de pervivencia del pueblo Sáliba de Orocué”) se establece, con respecto al territorio, consolidar en un documento político propio y fuerte el mandato territorial para la vida del pueblo Saliva, donde se consigne su ordenamiento territorial; Geo-referenciar los territorios indígenas (priorizando la georeferenciación para los resguardos el Consejo, Duya, San Juanito, Saladillo y el Médano); consolidar la gobernabilidad y la autoridad ambiental a nivel municipal; adelantar procesos coordinados de gestión entre las instituciones municipal, departamental, INCODER para el saneamiento y ampliación de los territorios indígenas; coordinar junto con el gobierno municipal la ampliación de Bosques de Galería; gestionar los recursos para el mejoramiento en infraestructura de los 8 resguardos (gas y vías)[38].

Sistemas de organización y formas de gobierno

Gobierno propio y ley de origen

Ejercicio de soberanía sobre el territorio

El pueblo Sáliva proviene de la cuenca media del río Orinoco, de allí migró a su territorio actual atraído por la explotación de recursos de plantas y animales silvestres[39]. A partir del arraigo que desarrolló con este entorno particular, el pueblo Sáliva construyó su historia y desarrollo toda una tradición oral que lo conecta irreversiblemente con su entorno. Según su oralidad el pueblo Saliva nació del polvo que el dios Pulú sopló por la nariz; fue el mismo Pulú quien además le enseño a su pueblo cómo cultivar la tierra, criar ganado, cazar y defenderse, además le enseñó a hacer rezos y manejar plantas medicinales[40]. En este proceso de arraigamiento, el pueblo Sáliva estableció además relaciones con otras etnias de la región, como los Cuibas, los Sikuani y los Piapoco, junto a las que tuvo que enfrentar la persecución, invasión y despojo por parte de los colonos casanareños durante el siglo pasado[41].

Autoridades tradicionales: transmisión de autoridad y conocimiento sobre el territorio

El Médico Tradicional, Omegaidi o Saikúa[42], es un líder carismático, que representa un apoyo y guía para la comunidad, sobreponiendo el bienestar común sobre el individual. Este personaje se encarga de llevar a cabo rituales y ceremonias en las que equilibra a la comunidad y al individuo con su entorno, garantizando de esta manera el bienestar y la salud. Como parte importante de su labor, el Médico Tradicional utiliza el Yopo -que es absorbido por las fosas nasales con ayuda de huesos de aves-, el Ambil, el Tabaco y otras plantas medicinales, los cuales son utilizados de manera ritual, para obtener contacto con el mundo espiritual y de esta manera conocer las causas del desequilibrio y armonizarlo[43]. Pese a que algunas fuentes hablan del debilitamiento de esta figura para la comunidad[44], dentro del Proyecto Educativo Comunitario PEC, se evidencia su importancia como gestor de las proyecciones a futuro del pueblo Sáliva[45].

Instituciones políticas y sociales indígenas

Autoridades y representantes indígenas: elección o designación

El resguardo se organiza social y políticamente bajo la figura de la Capitanía para el control y gobierno internos, así mismo existe la figura de Cabildo, que ejerce funciones administrativas y de representación[46]. La sede del Cabildo se encuentra ubicada en la comunidad El Duya[47], donde se concentran la mayoría de las actividades administrativas.

Espacios y acciones de reclamación y reconocimiento de derechos

El resguardo hace parte junto con otros ochos resguardos Sáliva a la Asociación de Autoridades indígenas Sáliva de Orocue-Casanare ASAISOC. Del mismo modo, esta organización es filial a la Organización Regional Indígena del Casanare ORIC. Ambas organizaciones apoyan y dan fundamento a los procesos internos que adelanta el resguardo y contribuyen a definir prioridades en materia de gobernabilidad. Es importante mencionar que el resguardo, como parte del pueblo Sáliva del Casanare, participó activamente en la elaboración del Proyecto Pedagógico Comunitario PEC 2006-2012[48]. “El PEC señala la ruta educativa que se ha de seguir hasta el 2012, año en el que los Pueblos han de tener un nuevo amanecer más justo y tolerante; desarrolla las dimensiones diagnóstica, estratégica, filosófica, administrativa, pedagógica, curricular y diseña las mallas curriculares propias e interculturales para una educación preescolar, básica y media, desde los cuatros ejes fundamentales del Plan de Vida, concretados pedagógicamente en Comunidad y Territorio, Lengua y Comunicación, Identidad y Cultura, Historia y Organización.”[49]. Es importante anotar que, en el marco de los procesos de fortalecimiento organizativo, el resguardo fue sede del III Encuentro de prácticas y saberes culturales indígenas de Casanare, que se celebró en el año 2009 y tuvo como objetivo realizar muestras y exposiciones culturales, así como la integración de diferentes pueblos indígenas de la región[50].

Jurisdicción especial indígena

Acorde a su Plan de vida el resguardo posee una reglamentación interna en donde se dictamina que si un blanco se casa con un o una indígena, debe vivir tres años con sus suegros antes de que se le asigne una propiedad, del mismo modo está prohibida la participación de blancos en reuniones comunitarias. Por otro lado, se mantiene un control sobre las salidas de comuneros hacía otros resguardos y está prohibido el establecimiento de cantinas (venta de alcohol) en el territorio[51].

Relación con actores e instituciones no indígenas

Autoridades e instituciones estatales y privadas

Las autoridades del resguardo, en el marco de los procesos de negociación y gestión con entidades públicas y privadas que hacen presencia en el territorio, han entablado relaciones con dichas instituciones buscando generar procesos de reivindicación y concertación en el manejo conjunto de los espacios en los que comparten jurisdicción. Es importante entonces mencionar la relación entablada con las siguientes entidades:

  • Alcaldía Municipal de Orocué: el gobierno municipal es la entidad territorial encargada de la administración del presupuesto del Sistema General de Participaciones (SGP) asignado a los resguardos indígenas, es así como las autoridades del resguardo entablan relación con la Alcaldía para la adjudicación y entrega de dichos recursos. De otro lado, la Alcaldía de Orocué ha formulado en el Plan de Desarrollo para los años 2012 a 2015, una serie de estrategias encaminadas al fortalecimiento, inclusión y participación de los pueblos indígenas presentes en el territorio. De las líneas propuestas es importante destacar la iniciativa de gasificación del resguardo, el apoyo a la generación de proyectos productivos y la creación de una oficina de asuntos indígenas que promueva la coordinación de los procesos indígenas con las políticas públicas establecidas por el gobierno municipal[52].
  • Gobernación del Casanare: el resguardo mantiene una relación constante con la Gobernación, a través de la Mesa Departamental Permanente de Concertación de Políticas y Acciones Educativas Indígenas de Casanare, que busca implementar espacios de diálogo y negociación en el diseño de una educación propia y de calidad para la población del resguardo. De esta manera, la Gobernación brindó apoyo técnico y financiero durante la elaboración del Proyecto Pedagógico Comunitario PEC[53].
  • Ministerio del Interior-Perenco Colombia Limited: en el año 2012, ante la solicitud de la empresa privada en mención, el Ministerio expidió certificación en la que ratifica la presencia del resguardo en los predios de influencia de interés para la ejecución del proyecto “Modificación de la licencia ambiental global de exploración, explotación y producción del Bloque Oropéndula 1 (Oropéndula occidental)”. Teniendo en cuenta lo anterior, el Ministerio insta a la empresa a iniciar los procesos de consulta previa con las autoridades del resguardo[54].
  • Ministerio del Interior-Agencia Nacional de Hidrocarburos: en el año 2012, ante la solicitud de la empresa privada en mención, el Ministerio expidió certificación en la que ratifica la presencia del resguardo en los predios de influencia de interés para la ejecución del proyecto “Áreas de interés para desarrollar un pozo estratigráfico profundo”. Teniendo en cuenta lo anterior, el Ministerio insta a la empresa a iniciar los procesos de consulta previa con las autoridades del resguardo[55].
  • Ministerio del Interior-INTEROIL: en el año 2012, ante la solicitud de la empresa privada en mención, el Ministerio expidió certificación en la que ratifica la presencia del resguardo en los predios de influencia de interés para la ejecución del proyecto “Adquisición Sísmica 3D Bloque Llanos 47”. Teniendo en cuenta lo anterior, el Ministerio insta a la empresa a iniciar los procesos de consulta previa con las autoridades del resguardo[56].
  • Conexión Pacífico-Bogotá-Meta-Orinoco-Atlántico; Hidrovía del Meta: el proyecto de canalización y dragado del Río Meta tiene altísimas implicaciones para la población del resguardo, no sólo constituye una amenaza para los ecosistemas allí presentes, es un evento transformador para el complejo cultural de los pueblos que habitan el resguardo y que tradicionalmente se relacionan con el río; de este recurso hídrico depende el sistema de cultivos y alimentación de la población[57]. El resguardo será objetivo para la construcción de muelles de interés regional, obras que afectarán tanto el territorio como a la población indígena[58].
  • Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial (MAVDT): en el año 2007, el MAVDT concedió a la compañía HOCOL S.A licencia ambiental para la ejecución del proyecto “Área de interés de perforación exploratoria Lince-Leopardo”, cuyas actividades incluyen la perforación de la tierra y la adecuación y construcción de nuevas vías de acceso para el transporte de maquinarias y petróleo crudo, cuyo impacto tiene influencia directa en los territorios del resguardo[59].
  • Gobernación de Casanare: en el año 2002, la gobernación departamental ejecutó en el resguardo un proyecto de vivienda de interés social. Aunque dicha iniciativa contó con el enfoque diferencial para la población indígena y sus lineamientos fueron concertados con la comunidad, las políticas públicas y asignaciones presupuestales generaron cambios en la propuesta inicial; la entrega de las viviendas causó conmoción e inconformidad entre los habitantes del resguardo puesto que no fueron respetados los postulados acordados con las autoridades indígenas[60].
  • Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH)-Perenco Colombia Ltda (Francia)-Hocol (Maurel et Prom-Francia)-Conequipos-Hupecol (Houston American Energy Corp.): según información aportada por el Centro de Cooperación al Indígena (CECOIN) y la Organización Indígena de Antioquia (OIA), el resguardo se encuentra afectado por la adjudicación de licencias y concesiones para la extracción de hidrocarburos; la ANH ejecuta los Bloques LLA30 y LLA 31, la compañía Perenco Colombia Ltda tiene en concesión el Bloque Corocura-B para exploración en asociación con Ecopetrol, la empresa Hocol S.A tiene bajo su jurisdicción los Bloques Lince y Guepardo, éste último de evaluación técnica con la ANH. A su vez, Conequipos maneja el Bloque Oropéndula con el objetivo de exploración en conjunto con la ANH. Finalmente Hupecol tiene en concesión el Bloque Tambaquí para exploración en asocio con Ecopetrol[61].
  • Instituto Colombiano de la Reforma Agraria (INCORA): al momento de la titulación del territorio como resguardo indígena, el entonces INCORA, privilegió los intereses de exploración petrolera, constituyendo el resguardo en lotes separados, “sin contar con que el territorio tradicional evidentemente continuo del pueblo sáliva esté fragmentado en seis pequeños resguardos”[62], lo que se constituye como un riesgo y un obstáculo para el pleno ejercicio de la autonomía y soberanía territorial.
  • Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA): en el año 2009 esta entidad impulsó la ejecución del proyecto Jóvenes emprendedores, en el que participó población del resguardo con la propuesta de generar alternativas de comercialización de productos agropecuarios bajo condiciones específicas que integraran tecnología y enfoque étnicos[63].
  • Secretaría Municipal de Agricultura Ganadería y Medio Ambiente: como parte de las iniciativas del resguardo para el de la soberanía alimentaria y en concordancia con las políticas municipales de apoyo a la población indígena, en 2012 se concertó y consolidó la propuesta de establecimiento de granjas integrales que fomentaran la siembra de cultivos propios como garantía de alimentos para la subsistencia[64].

Relaciones interétnicas

Como producto del descubrimiento de yacimientos petroleros en la región, se desencadenaron migraciones masivas de población, atraída por los beneficios de la explotación de crudo. Las olas de colonización tuvieron como consecuencia el incremento desmedido de los precios de la tierra, así como la introducción de nuevas dinámicas sociales que transformaron el orden social antes establecido. A su vez, la llegada de población ajena al resguardo ha significado conflictos y presión sobre sus territorios[65], asociada a la expansión de la frontera agrícola y el aumento de tierras destinadas a la crianza de ganado.

Actores armados

Según información aportada por la Defensoría del Pueblo, la comunidad ha manifestado la presencia de grupos armados en su territorio; miembros de las autodefensas del Casanare transitan por el resguardo, sin embargo la comunidad ha permanecido firme en su determinación de no involucrarse con los grupos armados y de resistir ante la extorsión económica por parte de los actores armados[66].

Resguardos fronterizos

No Aplica.

Uso, vocación y potencialidades de los suelos

Suelos

Características de los suelos

En el área, los suelos presentan las siguientes características:

  1. Profundos, bien drenados, texturas francas, de reacción muy fuertemente acida, pobres en contenidos de materia orgánica, baja capacidad de intercambio catiónico y los contenidos de aluminio alcanzan niveles tóxicos.[67]
  2. Muy superficiales, de drenaje pobre, con sectores pantanosos, texturas dominantemente arcillosas, muy fuertemente ácidos, de moderado contenido de carbono orgánico en su primer horizonte, poseen moderada capacidad de intercambio catiónico, moderados niveles de fosforo, calcio, magnesio y potasio, así como niveles tóxicos de aluminio. La fertilidad es baja a moderada.[68]

Condiciones actuales

Intervención: Áreas intervenidas por colonos con cultivos de subsistencia y en algunos sitios vías carreteables y pistas de aterrizaje[69]. Área con vegetación nativa fuertemente intervenida para uso con pastos y cultivos de arroz[70]. Fenómenos de degradación en los suelos del resguardo: Procesos erosivos sectorizados de tipo laminar con origen tanto hídrico como eólico, que se manifiesta por la presencia de delgadas capas de arena esparcidas sobre la superficie[71].. Susceptibilidad al encharcamiento que luego en periodos secos genera agrietamiento de las capas del suelo[72]..

Vocación y recursos alternos

Utilidad

La susceptibilidad a la erosión, la muy baja fertilidad, la toxicidad de aluminio y la falta de vías de penetración son los principales limitantes del uso de estas tierras, lo cual las hace aptas para pastos, cultivos densos y bosques.[73]

Los mayores limitantes son la susceptibilidad al encharcamiento y las deficientes propiedades físicas, químicas y mineralógicas. Su aptitud es para bosques, algunos sectores, especialmente aquellos pantanosos, no poseen una aptitud distinta a la conservación de la flora y fauna silvestre[74].

Recursos minerales

En el departamento del Casanare hay registros de explotación petrolera[75] junto con explotaciones de oro, manganeso, fósforo y níquel. La explotación minera incluye también, la extracción de materiales de construcción como arenas, arcillas, triturados, gravas calizas, etc[76].

Importancia, uso y aprovechamiento actual

Prácticas productivas-UAF

Autóctonas: La economía de los grupos indígenas de la Orinoquia se caracteriza por estarse adaptando continuamente a las circunstancias sociales y políticas que se presentan en el medio circundante. Por ello existen aún unos pocos grupos de cazadores nómadas, recolectores y pescadores estacionales y unos agricultores situados en riberas y caños, ríos y zonas interfluviales[77].

En la actualidad los sálivas comercializan sus productos con los colonos, utilizan el dinero aunque todavía se acostumbra al trueque, antiguamente realizado a través de la quiripa elaborada con concha de caracol. Los productos rituales como el yopo, el capi, el tabaco, las resinas y colorantes, funcionan también como objetos para el intercambio. Las mujeres elaboran cerámica como tinajas, budares y calderos con fines domésticos y comerciales. Los hombres trabajan ocasionalmente como jornaleros en las haciendas circunvecinas[78].

Agrícolas y pecuarias: Sus actividades económicas principales son la pesca, caza, recolección de frutos silvestres y la horticultura, siendo su principal cultivo la yuca amarga de donde se obtiene casabe y mañoco para el consumo y el intercambio. También cultivan caña (Saccharum officinarum) para la preparación del guarapo. La ganadería forma parte de su economía y también algunos cultivos menores de frutales como mango (Mangifera indica), piña (Ananas comosus), patilla (Citrullus lanatus), papaya (Carica papaya), limón (Citrus limon) y mamey (Pouteria sapota).[79]

UAF (Unidad Agraria Familiar): En todos los informes se ha asumido que la totalidad de los territorios de los resguardos son de uso agropecuario o que están en condiciones de ser explotados para producir bienes. Este es un supuesto exagerado que no tiene en cuenta la cultura y tradiciones productivas, ni los territorios colectivos, las áreas protegidas o no aptas para la actividad productiva y tampoco descuenta los lugares sagrados o en donde está prohibida la actividad económica. Si se introduce, como corresponde, esta restricción, el cuadro de tenencia efectiva de tierra por parte de las comunidades indígenas varía considerablemente y no se podría hablar de ninguna forma equivalente a la mediana o gran propiedad. Predominando el microfundio y la pequeña propiedad con menos de una UAF (5 hectáreas)[80].

Plan de desarrollo

Impactos en los territorios indígenas

Se plantea la inclusión de la comunidad indígena que habita el resguardo en programas de beneficio social, proyectos productivos, etnoturismo y la creación de la oficina de asuntos indígenas para gestionar la realización de dichos programas y proyectos, así como para gestionar todas las solicitudes que la comunidad indígena demande.[81]

Estrategias de conservación

Se recomienda como estrategia de conservación para los suelos de la zona del resguardo:[82]

  1. Realizar prácticas de fertilización, encalamiento y control de la erosión.
  2. Prácticas para la mejora del drenaje las cuales involucran obras civiles.[83]

Planes de vida

El Plan de vida del pueblo Sáliva comprende los siguientes componentes:

  • Territorio
  • Recursos Naturales y Medio Ambiente
  • Producción
  • Organización Política y Social
  • Identidad cultural
  • Educación
  • Salud
  • Vivienda

En el punto de Producción se desglosa un componente denominado Economía del Suelo el cual incluye programas para el fortalecimiento de la práctica de la agricultura orgánica y la producción de pancoger.[84]

Demografía

Estructura, densidad y distribución poblacional

Censos y proyecciones

La población del resguardo San Juanito, El Duya, Paravare pertenece al pueblo Sáliva (también llamados Sáliba).

El censo DANE del 2005 reportó 3.035 personas autoreconocidas como pertenecientes al pueblo Sáliva, que representan el 0,22% de la población indígena de Colombia. Los indígenas pertenecientes a este pueblo se concentran en la margen izquierda del río Meta en el municipio de Orocué, departamento de Casanare.

Pueblo Indígenas autoreconocidos en el censo del 2005 Porcentaje población indígena nacional
Sáliva (Sáliba 3.035 0,22

El Instituto Colombiano de Reforma Agraria por medio de la Resolución 099 de 1982 constituyó el resguardo San Juanito, El Duya, Paravare, y adjudicó a la comunidad 21.320 hectáreas. La población del resguardo según:

  • Resolución de constitución número 099 de 1982 –INCORA-: la comunidad se encontraba conformada por 313 personas agrupadas en 47 familias.
  • El Censo Nacional de 2005 del DANE: reportó 831 indígenas en el resguardo, censados a partir de las parcialidades así:
Comunidad Población Total
San Juanito 322 831
El Duya 415
Paravare 94
  • Proyección estadística a 2012 –DANE-: se estima que para este año la población indígena del resguardo asciende a 858 personas.
Comunidad Población Total
San Juanito 333 858
El Duya 426
Paravare 99

La densidad población con respecto al año en el que se constituyó el resguardo correspondía a 68,11 hectáreas por habitante, y con base en la proyección poblacional del DANE para el año 2012, esta densidad es de 24,84 hectáreas por habitante.

Relación poblacional del resguardo respecto al pueblo indígena:

Población según Censo 2005 % Población
Sáliva (Sáliba 3.035 100%
Resguardo San Juanito, El Duya, Paravare 831 27,38%

Poblamiento y distribución espacial de la población

Los Sálibas que habitan hoy la región de Casanare, llegaron a la zona desde el Orinoco, en Venezuela debido a circunstancias posthispánicas de colonización y resistencia. Esta etnia que habita los ríos Meta y Casanare, están ubicados en Colombia en los departamentos de Vichada, resguardo de Santa Rosalía, municipio de Puerto Carreño. En el Casanare viven en los resguardos de El Consejo, El Duya, Paravare, San Juanito, El Saladillo, El Suspiro, El Médano y Macucuana, todos pertenecientes al municipio de Orocué; así mismo en el resguardo de Caño Mochuelo, en el municipio de Hato Corozal.

La comunidad indígena del resguardo se encuentra asentada en los parajes de San Juanito, El Duya y Paravare, en el municipio de Orocué.

El resguardo se encuentra conformado por las comunidades El Duya, San Juanito y Paravare.

Viven en caseríos a orillas de los ríos Meta y Casanare, y en cercanía a centros urbanos como Orocué. Las viviendas son construidas por el esposo con la ayuda de la esposa e hijos. Las características de estas se asemejan a la vivienda de tipo campesino de la región.

Sistemas de parentesco

Parentesco

La comunidad indígena de San Juanito, El Duya, Paravare pertenece al pueblo Sáliva para quienes su estructura social la autoridad, a nivel doméstico, recae en el suegro. La forma de matrimonio ideal es entre primos cruzados. Son comunes los matrimonios exogámicos entre distintas comunidades.

Los núcleos familiares que conformaban las grandes familias de clanes anteriormente pueden ser evidenciadas en la actualidad bajo los apellidos de: Darapo, Yavimay, Chamarravi, Guacavare, Guacarapare, Errenuma, Renúma, Pónare, Joropa, Catimay, Humeje, Pumené, Caribana.

Movimientos migratorios y desplazamientos

Migración y desplazamiento

El conflicto armado colombiano amenaza con el exterminio cultural o físico a numerosos pueblos indígenas del país. En el curso de la última década, el conflicto armado, reorientado por actividades relacionadas con el narcotráfico, que se desarrolla en Colombia se ha convertido en el principal factor de riesgo para la existencia misma de docenas de comunidades y pueblos indígenas a lo largo del territorio nacional, a través de complejos elementos que la Corte reseñará en el presente Auto. Esta amenaza ha sido la causa principal del desplazamiento de los indígenas. Todos los que han tomado parte en este conflicto armado –principalmente los grupos guerrilleros y los grupos paramilitares pero también, en ocasiones, unidades y miembros claramente identificados de la Fuerza Pública, así como grupos delincuenciales vinculados a distintos aspectos del conflicto interno- participan de un complejo patrón bélico que, al haberse introducido por la fuerza de las armas dentro de los territorios ancestrales de algunos de los pueblos indígenas que habitan el país, se ha transformado en un peligro cierto e inminente para su existencia misma, para sus procesos individuales de consolidación étnica y cultural, y para el goce efectivo de los derechos fundamentales individuales y colectivos de sus miembros[85].

Vulnerabilidad poblacional

Dentro del marco del Plan de Desarrollo Municipal de Orocué[86], se identificaron las siguientes problemáticas de las comunidades indígenas Sáliva asentadas en el municipio:

  • Carencia de infraestructura óptima y suficiente para la prestación del servicio de acueducto de las comunidades rurales localizadas en resguardos indígenas, asentamientos y sectores dispersos. El Municipio de Orocué tiene cubierto el 52.88% (426) de las viviendas rurales con sistemas unifamiliares de agua potable; sin embargo, gran parte de esos sistemas no funciona.
  • Pérdida de valores culturales en las comunidades indígenas; pérdida de el dialecto y las costumbres ancestrales que dan identidad al pueblo indígena.

“La mayor pobreza de la vida en los resguardos indígenas proviene especialmente de la misma pobreza de las tierras, a lo cual se suma la pobreza de la educación (en el sentido de una educación limitada, precaria y poco aportante para las necesidades de la vida de los indígenas), probablemente multiplicado por formas ancestrales de existencia que no contribuyen al bienestar general”[87].

Seguridad y soberanía alimentaria

Seguridad alimentaria

Producción y consumo: EL resguardo San Juanito Posee 6.567 hectáreas conformada en su mayoría por sabana, la cual permanece inundada gran parte del año, por lo que se hace necesaria la ampliación del Resguardo.

Las actividades productivas de los Sáliva son la pesca, caza, recolección de frutos silvestres y la horticultura, siendo su principal cultivo la yuca amarga de donde se obtiene casabe y mañoco para el consumo y el intercambio. También cultivan caña para la preparación del guarapo. La ganadería forma parte de su economía y también algunos cultivos menores de frutales como mango, piña, patilla, papaya, limón y mamey. Las mujeres elaboran cerámica como tinajas, budares y calderos con fines domésticos y comerciales. Los hombres trabajan ocasionalmente como jornaleros en las haciendas circunvecinas.

En la actualidad comercializan sus productos con los colonos, dueños de almacenes y propietarios de bongos y falcas para su transporte fluvial. Utilizan el dinero aunque todavía se acostumbra el trueque, antiguamente realizado a través de la quiripa elaborada con concha de caracol. Los productos rituales como el yopo, el capi, el tabaco, las resinas y colorantes, funcionan también como objetos para el intercambio[88].

Los productos rituales como el yopo, el capi, el tabaco, las resinas y colorantes, funcionan como objetos para el intercambio. Dentro de su dieta diaria se encuentra el sancocho de pescado, mangos maduros, plátanos, maíz, yuca dulce, batatas, ñame y otros tubérculos comestibles. Para ocasiones especiales se consume una bebida fermentada a base de maíz hervido o miel de caña.

A pesar que las comunidades indígenas asentadas en el municipio de Orocué conservan sus prácticas productivas, la producción agrícola es realmente incipiente y no suple las necesidades de alimento de la población, presentando verdaderos problemas de desnutrición que afectan principalmente a la población indígena.

Las superficies cosechadas por familias son realmente bajas, algunas familias no alcanzan a completar 3 hectáreas de cultivos.

La mayor producción de alimento tiende hacia la yuca. Este producto es el de mayor importancia en la comunidad, ya que es la base de la alimentación de la población Indígena, que utiliza la yuca para fabricar mañoco, casabe, yucuta y catibía como parte importante en la dieta.

Las superficies de siembra y en general todos los parámetros de producción requieren mayor atención en las comunidades indígenas, donde al igual que en la población no Indígena la producción agrícola se ve afectada por la baja tecnología usada, siembra de variedades poco productivas y poco resistentes al ataque de plagas y enfermedades, baja disponibilidad de suelos fértiles y bien drenados y un nivel muy bajo de asistencia técnica.

Soberanía alimentaria

Procesos de Producción Agrícola y Pecuaria El manejo de la sabana dentro de los límites de los resguardos, presenta problemas de tipo administrativo, dado que no existe una política de manejo de vecindad. Para ello se requiere que la comunidad en Asamblea General busque alternativas de solución, y la institución educativa coadyude con los estudios topográficos.

Producción agrícola La zona boscosa de la sabana es muy reducida, por ende no es aconsejable cultivar en los bosques, porque esto afecta las riquezas naturales de la comunidad; pero es necesario tener cuenta la producción agrícola en sabana, por tal motivo se requiere de técnicas adecuadas de manejo de suelos en todos los resguardos.

Ganadería La organización en el manejo administrativo de la ganadería comunitaria realizada en el pasado por la Asociación de Mujeres, con base en sus propios estatutos fue exitosa, por esta razón se sugiere su continuidad, teniendo en cuenta que la experiencia administrativa en manos de la comunidad en general, ha fracasado a pesar de haber recibido apoyo del económico del Sistema General de Participaciones.

Costas del río Meta Es importante prestar atención a los territorios ubicados en la ribera del río; se evidencia deterioro ambiental e invasiones por personas extrañas; algunos comuneros manifiestan que esto ha ocurrido porque las adjudicaciones han sido abandonadas por el desplazamiento a otros lugares y a los cascos urbanos dejando su tierra abandonada. Es importante concienciar sobre la importancia del sector ribereño[89].

Salud y educación

Salud Es necesario aprobar programas permanentes para las comunidades, con enfoque hacía la mujer en estado de embarazo, niños y niñas, vacunación, nutrición con todos los elementos necesarios para una buena atención, como: un médico permanente, medicamentos necesarios y exámenes con anticipación, para tratar enfermedades, ambulancia fluvial, terrestre y aérea, para el manejo adecuado de las enfermedades[90].

Educación Apoyo para terminarlos proyectos de modelos educativos comunitarios (etnoeducación), construcción de aulas pas los niños, niñas, dotados de energía, actualización de los docentes en temáticas de pedagogía, tecnología y administración educativa. Aprobación del calendario ecológico, generar programas de capacitación para las mujeres en temáticas de: liderazgo, comercio, contabilidad, secretaría y temáticas para jóvenes: tabaquismo, drogadicción y alcoholismo[91].

Oferta institucional

Oferta institucional

Estatal

El departamento a través de su Plan de Desarrollo Departamental “La que gana es la gente” 2012-2015 considera que la estructura del mismo sea soportada en el diagnóstico, la concertación con la comunidad; la consulta a las comunidades indígenas, negras y afrocolombianas; y a las diferentes organizaciones de la sociedad civil. Por lo anterior existen diferentes accionares que ofrecen un apoyo especifico a las comunidades indígenas como lo son el Programa. Educación y su Subprograma. “Implementación de la educación inicial con enfoque integral y diferencial”, que pretende beneficiar a 250 niños (as) indígenas, negros(as), afrocolombianos(as), raizales y víctimas de la violencia, (as), raizales y victimas de niños(as) menores de 5 años, para La violencia, niños(as), ingresando al grado cero de manera garantizada. El Subprograma “Educación pertinente e incorporación de la ciencia, la Tecnología y la innovación”, realizando 6 proyectos de los resguardos indígenas orientados a la etno - investigación y a la cultura propia. El Subprograma Vivienda incluyente para la gente, con 501 Subsidios para la adquisición de viviendas nuevas o usadas y/o construcción de vivienda nueva a la población reubicada por ola invernal, desastres naturales, víctimas de la violencia, afro descendientes, indígenas, población especial con protección constitucional y otras causas otorgados. El Programa “garantizando los derechos humanos, la que gana es la gente”, pretende adoptar un documento guía de Política Pública Integral Departamental sobre DDH y DIH que sea garante en la protección de la población civil, los pueblos y comunidades indígenas, población afrocolombiana y otros grupos de especial protección constitucional. El Subprograma de implementación de acciones tendientes al cumplimiento de los planes de vida que fortalezcan la autonomía propia, la identidad de los pueblos indígenas y sus organizaciones cuyo objetivo es apropiar una política pública que garantice el fortalecimiento organizativo en los Cabildo y Organizaciones que representan a los pueblos indígenas para la defensa de sus derechos individuales y colectivos, afianzados en su cosmovisión y cultura propia para que se fortalezca el respeto, integral interno en sus territorios con una verdadera autonomía. El Programa erradicación de la pobreza y programas especiales para la mujer que está orientado a la población en situación de vulnerabilidad estratos 1 y 2 de los pueblos y comunidades indígenas, población afrocolombiana y otros grupos de especial protección constitucional.[92]

Organizaciones indígenas

Con el apoyo de la Gobernación de Casanare, a través de la Secretaría de Educación, las comunidades indígenas han iniciado la construcción de las mallas curriculares para la implementación de los Proyectos Etnoeducativos Comunitarios en la primera infancia y la básica primaria, adelantando así la construcción de los proyectos etnoeducativos en pro del cumplimiento de las premisas de sus planes de vida.[93] El Plan de Vida de Pueblo Sáliba es el resultado del esfuerzo propio de las comunidades que en el transcurso de cinco años 1998- 2003. Encuentra su fundamento básico en los principios que marcan su propia existencia: Historia, Territorio, Producción, Organización Política y Social, Identidad, Cultural, Educación, Salud, Vivienda, Justicia, Unidad. Esta muestra de organización hace que surjan espacios convocados desde Cabildo Mayor permiten la construcción y conformación de nuevos “grupos” que representen al Pueblo, tal es la creación de la Asociación de Autoridades Indígenas Sálibas de Orocué Casanare ( ASAISOC), en cabeza de un Comité Ejecutivo que representa los Cabildos en el Municipio, Departamento, y demás Organizaciones en la cual todos los Resguardos se encuentran afiliados, lo mismo que a la Organización Regional Indígena de Casanare(ORIC). También, existe representación de la Mujer, los Jóvenes y los Ancianos, estos tienen como función la coordinación de los programas culturales, deportivos y de especies menores. Los programas institucionales básicos son: Programa de los Jóvenes, cuyo objetivo es elaborar proyectos que involucren a la juventud para organizar actividades recreativas y productivas en la comunidad junto con el cabildo; mantener la comunicación con el representantes de jóvenes en el Comité Ejecutivo de la ASAISOC para la concertación de los proyectos en beneficio de sí mismos. Programa de la Mujer, su objetivo elaborar proyectos de especies menores para mejorar las condiciones de vida de las mujeres de la comunidad en conjunto con el cabildo; coordinar los proyectos de nivel zonal con la representante de las mujeres en el Comité Ejecutivo de ASAISOC, para la ejecución de proyectos dentro de la comunidad.Programa de los Ancianos, cuyo objetivo es velar por el programa de la tercera edad; mantener la comunicación con el cabildo para implementación de sus proyectos. La Escuela de Formación de Lideres permite a las comunidades a organizase de acuerdo con la visión del Derecho Mayor y que el Plan de Vida sea el camino para el pueblo Sáliba que sirva de marco de referencia para consultar las diferentes actividades organizadas por la comunidad, con un pensamiento propio.[94] El Encuentro de prácticas y saberes culturales Indígenas de Casanare, organizado por la Asociación de Autoridades Indígenas Sáliva de Orocué Casanare –ASAISOC, y la Organización Regional Indígena de Casanare – ORIC, es un espacio donde se dan a conocer las diversas expresiones culturales danzas, relatos de tradición oral, musicales, gastronómicas, artesanales y deportivas del Pueblo.[95]

ONG y organizaciones privadas

Desde el año 2005, los Misioneros Claretianos, quienes conjuntamente con las autoridades y sus habitantes, han realizado un estudio biofisico fruto del cual ahora se tiene un programa de desarrollo a medio plazo, en cuyo marco se hace la presente propuesta de desarrollo que busca mejorar la calidad de vida de 285 personas de este pueblo indígena, facilitándoles el acceso a mejores conocimientos productivos, ambientales y organizativos, así como favorecer la realización de prácticas y acciones que les permita producir sus propios alimentos y gestionar mas racionalmente el medio ambiente. El proyecto consiste en el desarrollo de un programa de capacitación de los pueblos para mejorar sus conocimientos productivos, ambientales y organizativos, encaminados a asegurar su soberanía alimentaria.[96] La interacción entre el Comité Departamental de Plataneros de Arauca, , representantes de la Asociación de Becarios de Casanare, ABC; de las ONG´S, ITGA, Codeplar; del Sector Privado en este caso de la Sociedad de Ingenieros de Casanare; de las Comunidades Indígenas y el delegado Ministerio de Ambiente Desarrollo Sostenible, tuvo como resultado el estudio en comisión de los proyectos de re categorización a reserva forestal del Caño y la Laguna del Tinije y para declarar área de reserva forestal a la Laguna La Primavera y al Estero Bocachico, en la jurisdicción del departamento de Casanare.[97] La ONG de Educación al desarrollo y sensibilización en Casanare (Colombia) es una organización de jóvenes artistas populares que buscan generar y desarrollar proyectos participativos que propicien un mejor estar de la comunidad, utilizando toda manifestación artística que despierte la solidaridad y apoyo necesarios para mejorar la calidad de vida y la convivencia ciudadana, sembrando en la juventud ideas de tolerancia y buen trato en nuestras relaciones interpersonales y la preservación del medio ambiente.<refm name="ecop">Fundación social Juvenil Sonrisa Ajena http://ong.tupatrocinio.com/educacion-al-desarrollo-y-sensibilizacion-colombia-c12-p15.html?pag=4</ref>

Agencias de cooperación internacional

La cooperación internacional conjunto con la administración departamental adelantan procesos que benefician a la comunidad tal es la convalidación del CENSO indígena, con un equipo interdisciplinario, en coordinación con las autoridades tradicionales y la Registraduría Nacional del Estado Civil del orden Departamental y Municipal en el marco del convenio con ACNUR-REGISTRADURIA, para identificar el numero de indígenas actuales y desarrollar la jornada de documentación de acuerdo a su edad. De la misma manera se desarrollan capacitaciones dirigidas a las autoridades indígenas (Gobernadores, Capitanes, Alguaciles) y comunidad en general de los resguardos del Departamento de Casanare, con el fin de fortalecer la parte organizativa y cultural de los pueblos indígenas para el desarrollo etno cultural de su propia autonomía.[98]

La existencia y reactivación de la Estrategia de Cooperación Internacional, herramienta para el desarrollo territorial permite generar un proceso de largo plazo y sostenible respecto a la gestión de la Cooperación y que se constituye en el paso inicial para la internacionalización del departamento.[99]

El convenio SENA – TROPENBOS, es un acuerdo por el cual el gobierno holandés, fortaleció la capacidad institucional de los centros de formación del SENA en la Costa Pacífica, la Amazonía y el Casanare para desarrollar programas de formación en contextos interculturales (comunidades indígenas y afrocolombianas.) en “Formación Integral en Gestión Ambiental y Cadenas Productivas Sostenibles”. En el marco del cierre del convenio, se desarrollaron importantes conferencias como: Minga del pensamiento desde los Planes de Vida de los Pueblos Indígenas, Conferencia Agroecología: Caminos hacia la sustentabilidad de la Agricultura, El Desarrollo Integral de los Pueblo Indígenas, Programa Presidencial para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas.[100]

Aspectos jurídicos y legales

Trámites y necesidades en materia territorial

El resguardo se titula mediante Resolución No. 099 del 27 de julio de 1982 del INCORA[101] (hoy INCODER). Según el Plan de Vida Sáliba: “El resguardo fue fundado por Andrés Joropa y Juan José Ortega en el año de 1932, su población surgió de comunidades vecinas como el Duya y Churrruvay, que se acercaron en busca de nuevas tierras para la marisca y mejores bosques para cultivar caña, topocho, maíz, arroz y yuca. De acuerdo con la historia de los mayores, estas tierras estaban bajo el dominio de los indígenas pertenecientes al grupo étnico Guahibo”[102]. Para finales del siglo XV, la colonización europea del continente americano trajo como consecuencia la explotación, subyugación y exterminio de los grupos étnicos en Colombia. Tiempo después, la política de adjudicación de tierras impuesta por la corona, permitió el reconocimiento del nombre de resguardo indígena, dicha política buscaba garantizar la mano de obra a los dueños de las haciendas e iniciar el proceso de evangelización, así como la enseñanza del castellano y la reducción del sedentarismo indígena. Terminado el proceso de independencia, la situación de las comunidades indígenas fue empeorando poco a poco; se expidieron una serie de leyes que pretendían extinguir los resguardos que ya estaban creados para dar paso a la constitución de nuevos resguardos.[103] Según el plan de vida Sáliba: “Lo cierto es que nuestro territorio ancestral ha sido dividido políticamente, desconfigurando nuestro imaginario social, la idea de territorio en la actualidad se nos ha reducido a una simple disposición de pequeños globos de tierra, nuestras actividades económicas fueron reducidas, nuestros lugares sagrados fueron alejados de los lugares a los que nos limitaron, nuestras actividades sociales fueron invisibilizadas por los procesos de colonización, entre los cuales resaltan las guahibiadas. Actualmente, los Resguardos corresponden a partes del territorio ancestral que se han recuperado gracias a las gestiones comunitarias mediante la organización; son formas de protección de la tierra que tienen resolución del INCORA, se dieron por el uso de las tierras baldías de la Nación, desconociendo la propiedad de los indígenas; son imprescriptibles, inembargables y están protegidas por el Artículo 63 de la Constitución Política. La entidad territorial es una división política territorial que devuelve la autonomía a los pueblos para que éstos puedan gobernarse independiente de otras entidades territoriales”. En la actualidad el resguardo se ha visto afectado por los trabajos realizados por mega-proyectos como:

  • El Oleoducto Casanare-Coveñas.
  • Renacimiento de la Orinoquía alta de Colombia,
  • Canalización del Río Meta, de la que dependen otros mega-proyectos como la siembra de eucalipto, pino, caucho y palma de aceite.

Todos estos cultivos afectan la estructura política, administrativa, ecológica, espiritual y cosmogónica del resguardo y se suman a los trabajos realizados para la construcción de infraestructuras de carreteras que afectan la autonomía territorial así como la seguridad y la gobernabilidad3. En 1978 el territorio fue declarado reserva indígena[104]. Necesidades: Es de vital importancia que el Estado, en coordinación con las autoridades indígenas, intervenga para que:

  • Se garantice el derecho a la consulta previa.
  • Se creen empresas que pertenezcan a las comunidades.
  • Se diseñen programas que fortalezcan su cultura.
  • Se creen estrategias de trabajo en las zonas de influencia.
  • Se diseñen programas para el cuidado de la naturaleza.
  • Se lleven a cabo los trámites legales que propendan por los saneamientos y/o ampliaciones de los territorios[105].

Instrumentos internacionales, jurisprudenciales, legales y generales

El Plan de Vida Sáliba ha considerado la unificación de los resguardos como un tema fundamental, al respecto argumenta que: “La unificación de los resguardos es uno de los sueños que el pueblo Sáliba tiene como propuesta para asegurar su pervivencia cultural y su sostenibilidad en términos de gobernabilidad. La unificación de los resguardos supone una ampliacion de los mismos, de sus límites, hasta encontrarse con límites de otro resguardo vecino. Es decir, la unificación de los resguardos se realizaría por “pares” y por cercanía. Esto se ha pensado porque la población de los resguardos va aumentando, por eso se ha proyectado estudiar el método más útil para la ampliación del territorio, unificando los resguardos de El Suspiro, El Médano y El Consejo, comprando las fincas que los dividen que pertenecen a los colonos. De manera particular, el resguardo El Saladillo proyecta su ampliación por el oriente, norte y occidente; lo mismo ocurre con el resguardo de Macucuana, dado que la Comunidad ha venido creciendo y no se cuenta con la suficiente tierra disponible para cubrir sus necesidades. Por otro lado, el Resguardo de El Médano plantea la necesidad de manejar el problema mediante una sensibilización de las personas dueñas de las fincas cercanas para llegar a un acuerdo, dejando claro que la comunidad busca una alternativa de solución para el saneamiento del resguardo. Los proyectos de saneamiento y la ampliación deben buscar la cofinanciación con las entidades foráneas y seguir una vía jurídicamente correcta en el corto plazo”[106]. Cuando se trata de la consideración por la autonomía territorial, es necesario hacerlo a partir de términos de respeto por una jurisdicción indígena propia, para lo cual es posible retomar lo que la Corte Constitucional argumenta en la sentencia T-552 de 2003 cuando afirma que: “Hasta aquí se tendría que para que proceda la jurisdicción indígena sería necesario acreditar que 1) Nos encontramos frente a una comunidad indígena, que 2) Cuenta con autoridades tradicionales, que 3) Ejercen su autoridad en un ámbito territorial determinado. Lo anterior, sin embargo, no sería suficiente por cuanto se requiere, además, establecer la capacidad de esas autoridades de los pueblos indígenas para ejercer jurisdicción conforme a usos tradicionales. Esto es, puede existir un reconocimiento formal de resguardo y cabildo, pero no darse materialmente los supuestos de la jurisdicción, por carencia de normas y prácticas específicas de control social, por ausencia de procedimientos de juzgamiento, o porque las autoridades tradicionales han dejado de ejercer ese tipo de funciones”[107]. La Corte Constitucional, con el aval de la Constitución Política, ha afirmado en la Sentencia T-769 de 2009, que es necesario reconocer la diversidad étnica y cultural de la Nación. Lo anterior, dado como principio fundamental desde el punto de vista democrático, participativo y pluralista del país. Así, las comunidades indígenas comparten costumbres ancestrales, hecho que implica un esquema de valores propios que identifican su cultura y su tradición; por esta razón gozan de un trato constitucional especial que define a los resguardos como propiedades colectivas, de naturaleza inajenable, inalienable, imprescriptible e inembargable. Tales características especifican el derecho de las comunidades sobre su propiedad colectiva como factor de suma importancia, ya que permite el respeto de su cultura, valores propios y de sus características como comunidad indígena, reconocidas por convenios internacionales, igualmente ratificados por el Congreso[108]. Mediante Sentencia SU-039 de 1997, la Corte Constitucional afirma que la comunidad indígena ha pasado de la realidad fáctica y legal a su constitución objetiva como sujeto de derechos fundamentales. Así, deja en claro que la explotación de recursos en las zonas correspondientes al territorio indígena, debe hacerse de manera proporcional, de tal forma que el Estado propenda por la integridad social, cultural, y económica de dichas comunidades. Lo anterior, en aras del respeto a los derechos fundamentales del colectivo, que es efectivamente una entidad cohesionada como grupo humano y como cultura[109].

10. Conflicto armado interno, DDHH y DIH Resguardo: San Juanito, El Duya, Paravare Variable Descripción Violaciones DDHH Este resguardo, se encuentra ubicado en el Municipio de Orocué, al sur oriente del Departamento de Casanare y limita con los Municipios de San Luís de Palenque, Yopal, Maní y Río Meta1. La violencia que sufre este territorio se remonta a mediados de los cincuenta, donde surgen grupos de origen liberal en contra del ya conocido grupo conservador. En esa época la estrategia guerrillera era llevar la guerra a Bogotá, igualmente, se pretendía dominar la Cordillera Oriental en la parte de los corredores naturales desde Chita y el Cocuy en Boyacá y Chámeza, en Casanare.

Según diagnóstico Departamental del Casanare: “Después de la amnistía promovida por Gustavo Rojas Pinilla, que condujo a la desmovilización de los principales jefes liberales en distintos Municipios de Casanare, y dada la ausencia de un liderazgo único, algunos de los grupos guerrilleros permanecieron activos por un tiempo y se orientaron más hacia el bandolerismo y otros terminaron en las filas de las FARC. En esta medida, puede afirmarse que el Departamento de Casanare cuenta con una tradición de lucha armada y de presencia de grupos armados irregulares. La guerrilla de las FARC, se consolida en Casanare a mediados de los ochenta, con los Frentes 28, 38 y 56, pertenecientes al Bloque Oriental, los cuales se ubicaron en la Cordillera Oriental, como desarrollo de los objetivos estratégicos planteados en la Séptima Conferencia (1982), en la que se estipulaba “ubicar el centro de despliegue de la organización en este complejo montañoso y unir Ecuador y Venezuela con una cadena de Frentes. Sin embargo, es en los inicios de los noventa, cuando este grupo guerrillero se asienta e incrementa su actividad bélica en el Departamento, particularmente en los Municipios de la Cordillera y el piedemonte, además de lograr extenderse a las zonas planas del mismo. Así, los Frentes 28 y 38 hacen presencia en los Municipios de Sácama, Támara, Chámeza, Recetor, Aguazul, Tauramena, Monterrey, Maní, Paz de Ariporo y Hato Corozal, y en menor medida en el Municipio de Nunchía. A estos dos frentes, se les suma el frente 56, que tiene presencia en el sur del Departamento, principalmente en Chámeza, Recetor, Aguazul, Tauramena, Maní y Monterrey. Por su parte, desde finales de los ochenta, se formó en el suroccidente del Departamento el frente Los Libertadores del ELN, articulado al frente de guerra central, y, a principios de los noventa, el Frente José David Suárez de esa misma organización. La consolidación del ELN en la zona parte de la decisión tomada en la cumbre de Héroes y Mártires de Anorí (1983), en la que se diseña la estrategia de ampliación territorial. Es así como en esos años esta guerrilla logró cierta hegemonía en los Municipios de Aguazul, Yopal, Hato Corozal y Paz de Ariporo. En cuanto a los grupos de autodefensa, debe decirse que el origen de la presencia de estas organizaciones armadas en el Departamento de Casanare está directamente relacionado con la inmigración de personas provenientes de las zonas esmeraldíferas del Departamento de Boyacá, las cuales contaban con una larga tradición de conformación de grupos de justicia privada. Sobre este particular, hay que tener en cuenta que la región del Guavio, en Cundinamarca, en la que son tradicionales las explotaciones esmeraldíferas, tiene un corredor natural que desemboca en los Municipios de Monterrey y Aguazul en Casanare, lo que contribuyó al hecho de que estas zonas recibieran importantes flujos de capital y de personas provenientes de las regiones esmeraldíferas de Boyacá. Es así como personajes como Gonzalo Rodríguez Gacha, alias El Mejicano, Víctor Carranza, Víctor Feliciano y Héctor Buitrago adquirieron extensas propiedades en los Departamentos de Meta y Casanare, situación que fue determinante en la conformación de estructuras de autodefensa en esos dos Departamentos”[110]. Es así, como la aparición de todos estos grupos ilegales, va ejerciendo una serie de violaciones a los Derechos Humanos de los pueblos indígenas tales como:

  • Derecho a la vida.
  • Derecho a la libertad.
  • Derecho a la salud.
  • Derecho a vivir en paz.
  • Derecho a la seguridad personal.
  • Derecho a la integridad física y mental.
  • Derecho a la autonomía y el autogobierno.
  • Derecho al consentimiento libre, previo e informado.
  • Derecho a no ser desplazado por la fuerza de sus tierras o territorios.
  • Derecho a que no se desarrollen actividades militares en sus tierras o territorios.
  • Derecho a la conservación y protección del medio ambiente y de la capacidad productiva de sus tierras o territorios y recursos.
  • Derecho a las tierras, territorios y recursos que se han poseído tradicionalmente, ocupado, utilizado o adquirido.[111]

Infracciones al DIH

El resguardo está constituido por indígenas de la etnia Sáliba (Sáliva). Entre las infracciones al Derecho Internacional Humanitario se encuentran:

  • Homicidios: entre 2003-2006 se registraron en el Municipio de Orocué, al cual pertenece este resguardo un total de 18 homicidios[112]. La ONIC por su parte registró que entre enero y julio de 2012 se han llevado a cabo 5 homicidios en contra de indígenas de la etnia Saliba[113].
  • Reclutamiento forzado por parte de grupos al margen de la ley.
  • Reclutamiento de indígenas como soldados.
  • Presencia y disputas entre actores armados legales e ilegales en territorios indígenas.
  • Paso de actores armados legales e ilegales por territorios indígenas.
  • Extorsiones: los grupos armados ilegales, solicitan a los indígenas el pago de dinero a cambio de no hacerles daño y respetarles la vida, los habitantes de este resguardo sufren continuas amenazas si se niegan a pagar.
  • Retenes militares por parte de los grupos ilegales.
  • Existen conflictos limítrofes entre colonos e indígenas.
  • Tamaño insuficiente del territorio de los resguardos, si se tiene en cuenta la cantidad de la población.
  • Explotación de recursos en territorios indígenas: se presenta la tala de árboles, caza y quema indiscriminada, que trae como consecuencia erosión, deforestación y escases de agua, lo cual pone en riesgo la seguridad alimentaria de los indígenas.
  • No se tiene en cuenta el derecho a la consulta previa y la concertación, por parte de diversas autoridades gubernamentales.
  • Frecuentemente las autoridades municipales y departamentales no prestan orientación a las autoridades indígenas en cómo invertir los recursos económicos a los que tienen derecho, priorizando sus necesidades, sino que los manipulan con respecto a su uso y no existen garantías claras con respecto a que estos recursos sean entregados y distribuidos correctamente[114].

Actores armados

Grupos armados ilegales:

  • FARC: Frentes 28,38 y 561.
  • ELN: Cuadrilla José David Suárez[115].

Fuerza Pública: Ejército Nacional: Decimo Sexta Brigada, unidad operativa menor adscrita a la Octava División del Ejercito. Cuenta con tres unidades tácticas, un Batallón de Instrucción y Entrenamiento, tres Batallones de Contraguerrillas y un grupo Gaula:

  • Batallón de Infantería No. 44, Ramón Nonato Pérez, con sede en Tauramena.
  • Grupo de Caballería Montado No. 16, Guías del Casanare, con sede en Yopal.
  • Batallón de A.S.P.C. No. 16 TE. William Ramírez Silva, con sede en Yopal.
  • Batallón de Contraguerrillas No. 23, Llaneros de Rondón, con sede en Yopal.
  • Batallón de Contraguerrillas No. 29, Héroes del Alto Llano, con sede en Yopal
  • Batallón de Contraguerrillas No. 65, Batalla de Cachiri, con sede en Yopal.
  • Grupo Gaula Casanare, con sede en Yopal.
  • Batallón de Instrucción, Entrenamiento y Reentrenamiento Cupiagua, con sede en Aguazul – Casanare[116].

Respuestas al conflicto

Con el tiempo se ha conseguido la construcción del Plan de Vida Pueblo Sáliba “Sueños de Pervivencia”, el cual fue construido en trabajo conjunto por Cabildos indígenas, líderes, ancianos, mujeres, estudiantes y docentes, y cuya finalidad es la de lograr una mejor calidad de vida y transmitir los saberes tradicionales a las generaciones futuras, para así garantizar la supervivencia física y cultural del pueblo. Sus principios generales son: dignidad, autonomía, identidad, unidad respeto por los sistemas de vida[117].

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos –ACNUR-, sugiere la necesidad de que la fuerza pública y los grupos armados ilegales acaten de manera inmediata y obligatoria, y den cumplimiento a las normas de Derecho Internacional Humanitario. Así, será necesario abstenerse de realizar ataques contra la población civil y limitar los efectos contraproducentes de las operaciones militares en la comunidad protegida por el Derecho Internacional Humanitario[118].

Por su parte la ONU, en su Declaración sobre los derechos de los pueblos indígenas, ratifica el derecho de éstos a ser diferentes y respetados como tales, libres de toda forma de discriminación y capaces de ejercer su derecho al desarrollo de acuerdo a sus necesidades e intereses. Por otro lado, reconoce la imperiosa necesidad de respetar y promover los derechos propios de dichos pueblos, tales como la libre determinación, la autonomía y el autogobierno en cuestiones políticas, sociales y culturales, y afirma que el Estado tiene la obligación de adoptar las medidas pertinentes para asegurar la protección de los mismos[119].

Igualmente el convenio 169 de la OIT sobre pueblos Indígenas y tribales, ratificado por el Estado Colombiano y aprobado por el Congreso mediante Ley 21 de 1991, busca reivindicar los derechos a la autodeterminación, el autogobierno y la propiedad de sus territorios ancestrales[120].

Referencias

Plantilla:Listaref

  1. SIGOT. IGAC. (2012). Recuperado de http://sigotn.igac.gov.co/sigotn/
  2. SIGOT. IGAC. (2012). Recuperado de http://sigotn.igac.gov.co/sigotn/
  3. SIGOT. IGAC. (2012). Recuperado de http://sigotn.igac.gov.co/sigotn/
  4. Ídem.
  5. SIGOT. IGAC. (2012). Recuperado de http://sigotn.igac.gov.co/sigotn/
  6. Ídem.
  7. Ídem.
  8. Ídem.
  9. SIGOT. IGAC. (2012). Recuperado de http://sigotn.igac.gov.co/sigotn/
  10. Ídem.
  11. Ídem.
  12. SIGOT. IGAC. (2012). Recuperado de http://sigotn.igac.gov.co/sigotn/
  13. SIGOT. IGAC. (2012). Recuperado de http://sigotn.igac.gov.co/sigotn/
  14. Ídem.
  15. Ídem.
  16. Martínez, A. G. (s.f.). Departamento de Casanare. Toda Colombia. Recuperado de http://www.todacolombia.com/departamentos/casanare.html#5
  17. SIGOT. IGAC. (2012). Recuperado de http://sigotn.igac.gov.co/sigotn/
  18. SIGOT. IGAC. (2012). Recuperado de http://sigotn.igac.gov.co/sigotn/
  19. SIGOT. IGAC. (2012). Recuperado de http://sigotn.igac.gov.co/sigotn/
  20. IAvH. (1998). Mapa General de Ecosistemas de Colombia (Elaborado por Andrés Etter). Recuperado de http://hermes.humboldt.org.co//ecosistemas/colombia/ecosistemas.php#
  21. Observatorio de Territorios Étnicos. (s. f). Sistema de Información Geográfico. Recuperado de http://etnoterritorios.org/mig/map.phtml
  22. Decreto 2164. (7 de diciembre de 1995). Ministerio De Agricultura.
  23. Alcaldía Municipal de Orocué (s. f.) Esquema de Ordenamiento Territorial 1998 - 2007. Generalidades del Municipio de Orocué. Recuperado de http://www.orocue-casanare.gov.co/apc-aa-files/65353734346138343766366665326531/ESQUEMA1.pdf
  24. Alcaldía Municipal de Orocue (s. f.). Resumen del Esquema de Ordenamiento Territorial. Repuperado de: http://cdim.esap.edu.co/BancoMedios/Documentos%20PDF/resumen%20pot%20-%20orocu%C3%A9%20(58%20pag%20-%20318%20kb).pdf
  25. Alcaldía Municipal de Orocué (s. f.). Esquema de Ordenamiento Territorial 1998 - 2007. Generalidades del Municipio de Orocué. Recuperado de http://www.orocue-casanare.gov.co/apc-aa-files/65353734346138343766366665326531/ESQUEMA1.pdf
  26. Plan de Vida Pueblo Sáliba. (s. f.). Sueños de Pervivencia del Pueblo Sáliba. República de Colombia.
  27. (s. f.). Plan de Vida Etnia Sáliba de Morichito. “Tasebaduuxa jekamena gutina”. Recuperado de http://www.observatorioetnicocecoin.org.co/files/Plan%20de%20vida%20s%C3%A1liba%20de%20Morichito.pdf
  28. Plan de Vida Pueblo Sáliba. (s.f.). Sueños de Pervivencia del Pueblo Sáliba. República de Colombia.
  29. Ídem.
  30. Ídem.
  31. Houghton, J. (ed.). (2008). La Tierra contra la muerte. Recuperado de http://www.prensarural.org/spip/IMG/pdf/10383_1_La_Tierra_contra_la_muerte.pdf
  32. Ídem.
  33. Geographiando 2.0. (s. f). Áreas petroleras dentro de resguardo. Recuperado de http://geographiando.hrev.org/2011/05/15/area-petrolera-en-resguardos/
  34. Alcaldía Municipal de Orocue (s. f.). Resumen del Esquema de Ordenamiento Territorial. Repuperado de http://cdim.esap.edu.co/BancoMedios/Documentos%20PDF/resumen%20pot%20-%20orocu%C3%A9%20(58%20pag%20-%20318%20kb).pdf
  35. ASAISOC. (s. f.). Plan de Desarrollo Municipal. Propuesta Concertación de Política Pública de las Comunidades Indígenas de los Ocho Resguardos de Orocué para la Articulación en la Propuesta para Plan de Desarrollo Municipal Con Dios y el pueblo gobernaremos “todos a trabajar” 2012-2015.
  36. Plan de Vida Pueblo Sáliba. (s.f.). Sueños de Pervivencia del Pueblo Sáliba. República de Colombia.
  37. Ídem.
  38. ASAISOC. (s. f.). Plan de Desarrollo Municipal. Propuesta Concertación de Política Pública de las Comunidades Indígenas de los Ocho Resguardos de Orocué para la Articulación en la Propuesta para Plan de Desarrollo Municipal Con Dios y el pueblo gobernaremos “todos a trabajar” 2012-2015.
  39. Morey, N & Morey, R (1980) Los Sáliva. En: Coppens, W & But, A (eds). Los Aborígenes de Venezuela, volumen 1 Etnología Antigua. (pp: 258-282). Caracas. Fundación La Salle de Ciencias Naturales.
  40. Pueblo Sáliba Orocué. (2006). Proyecto Educativo Comunitario: Vida y Cultura en la pervivencia del pueblo Sáliba. Recuperado de: http://www.sedcasanare.gov.co/WLweb/cweb/PEC%20SALIBA-OROCUE-MORICHITO.pdf
  41. Pueblo Sáliba. (s.f). Plan de vida pueblo Sáliva. Recuperado de: http://www.observatorioetnicocecoin.org.co/files/Plan%20de%20vida%20del%20pueblo%20s%C3%A1liba.pdf
  42. Pueblo Sáliba. (s.f). Plan de vida pueblo Sáliva. Recuperado de: http://www.observatorioetnicocecoin.org.co/files/Plan%20de%20vida%20del%20pueblo%20s%C3%A1liba.pdf
  43. Morey, N & Morey, R (1980) Los Sáliva. En: Coppens, W & But, A (eds). Los Aborígenes de Venezuela, volumen 1 Etnología Antigua. (pp: 258-282). Caracas. Fundación La Salle de Ciencias Naturales.
  44. Pueblo Sáliba Orocué. (2006). Proyecto Educativo Comunitario: Vida y Cultura en la pervivencia del pueblo Sáliba. Recuperado de: http://www.sedcasanare.gov.co/WLweb/cweb/PEC%20SALIBA-OROCUE-MORICHITO.pdf
  45. Arango & Sánchez. (2004). Los pueblos indígenas de Colombia en el umbral del nuevo milenio: población, cultura y territorio: bases para el fortalecimiento social y económico de los pueblos indígenas. Departamento Nacional de Planeación. Recuperado de: http://www.acnur.org/paginas/index.php?id_pag=5640
  46. Pueblo Sáliba. (s.f). Plan de vida etnia Saliba de Morichito. Recuperado de http://www.google.com.co/urlsa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=72&cad=rja&ved=0CCUQFjABOEY&url=http%3A%2F%2Fwww.observatorioetnicocecoin.org.co%2Ffiles%2FPlan%2520de%2520vida%2520s%25C3%25A1liba%2520de%2520Morichito.pdf&ei=HohyUOyaEZTo9gTRj4GYBw&usg=AFQjCNHqqNZtIn14pQdWC1s_-hIPDi-l7A&sig2=nvf78eAOuAr2lWRBBXiekA
  47. Arévalo Peña, M. L. (2011). Tensiones culturales en la estructuración del ordenamiento territorial a partir de la vivienda de interés social referido a comunidades indígenas. Caso comunidad Sáliba, resguardo Duya. (Tesis de maestría, Universidad Nacional de Colombia). Recuperado de http://www.google.com.co/urlsa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=6&cad=rja&ved=0CEcQFjAF&url=http%3A%2F%2Fwww.bdigital.unal.edu.co%2F5250%2F1%2FMarthaLilianaAr%25C3%25A9valoPe%25C3%25B1a.2011.pdf&ei=UwJzUN84rrbQAe_RgMgH&usg=AFQjCNEL6n3r5j8LCCeYiyLdkQcOI4O1kA&sig2=PutpEi87hYkOXw5U-AfV0Q
  48. Pueblo Sáliba Orocué. (2006). Proyecto Educativo Comunitario: Vida y Cultura en la pervivencia del pueblo Sáliba. Recuperado de: http://www.sedcasanare.gov.co/WLweb/cweb/PEC%20SALIBA-OROCUE-MORICHITO.pdf
  49. Ídem. (pp: 18)
  50. Gobernación de Casanare. (2009). Encuentro de culturas indígenas. Recuperado de http://www.casanare.gov.co/?idcategoria=4972
  51. Pueblo Sáliva. (s.f). Plan de vida pueblo Sáliva. Recuperado de: http://www.observatorioetnicocecoin.org.co/files/Plan%20de%20vida%20del%20pueblo%20s%C3%A1liba.pdf
  52. Alcaldía de Orocué. (2012). Plan de Desarrollo Municipal 2012-2015. Recuperado de http://orocue-casanare.gov.co/planeacion.shtml?apc=plxx-1-&x=2391633
  53. Gobernación de Casanare. (S.F). La etnoeducación en Casanare. Recuperado de: http://www.sedcasanare.gov.co/WLweb/cweb/etnoeducacion.pdf
  54. Certificación N° 1154 de 2012. (2012). Ministerio del Interior. Recuperado de http://www.google.com.co/urlsa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=3&cad=rja&ved=0CDEQFjAC&url=http%3A%2F%2Fwww.mij.gov.co%2FMinisterio%2FLibrary%2FResource%2FDocuments%2FCONSUTA%2520PREVIA%2FCERTIFICACIONES%2520CONSULTA%2520PREVIA%25202012%2FCERTIFICACION%25201.1547914.PDF&ei=UwJzUN84rrbQAe_RgMgH&usg=AFQjCNHZKGM_7ou4mhaj5exaWUF6xKT_CA&sig2=qdxL1CQ-ayKR9g1rJzjlFA
  55. Certificación N° 93 de 2012. (2012). Ministerio del Interior. Recuperado de http://www.google.com.co/urlsa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=8&cad=rja&ved=0CFYQFjAH&url=http%3A%2F%2Fwww.mij.gov.co%2FMinisterio%2FLibrary%2FResource%2FDocuments%2FCONSUTA%2520PREVIA%2FCERTIFICACIONES%2520CONSULTA%2520PREVIA%25202012%2FCERTIFICACION%2520936848.PDF&ei=mIFyUKS4FJTo8gS0z4GwAQ&usg=AFQjCNEjJlj-oauhOEh0rqIly1VyxoXN4A&sig2=K4EmYb0cSJlnJZJvIIpv8A
  56. Certificación N° 57 de 2012. (2012). Ministerio del Interior. Recuperado de http://www.google.com.co/urlsa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=60&cad=rja&ved=0CFsQFjAJODI&url=http%3A%2F%2Fwww.mij.gov.co%2FMinisterio%2FLibrary%2FResource%2FDocuments%2FCONSUTA%2520PREVIA%2FCERTIFICACIONES%2520CONSULTA%2520PREVIA%25202012%2FCERTIFICACION%2520576812.pdf&ei=O4dyUJn7KpKE9gT1roHIBg&usg=AFQjCNG837I9C6UuriK5FM7KtxPO7_AudQ&sig2=rV9HOCa2zuLG0OsMFlGgYA
  57. Houghton, J & Martínez, J. (2008) La IIRSA o el mega-ordenamiento de los territorios indígenas. En. Houghton, J. Editor. La Tierra contra la muerte: conflictos territoriales de los pueblos indígenas en Colombia. Recuperado de http://www.google.com.co/urlsa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=60&cad=rja&ved=0CGIQFjAJODI&url=http%3A%2F%2Fwww.prensarural.org%2Fspip%2FIMG%2Fpdf%2F10383_1_La_Tierra_contra_la_muerte.pdf&ei=C2hyUOPwHZOC9gSS9IDYCQ&usg=AFQjCNEqkPDNMZy0y30ZFc_ZWybLLVeS2w&sig2=n9spiT7DuDSSCNFlkcj_ig
  58. Ídem.
  59. Resolución N° 1927 de 2007. (2007). Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. Recuperado de http://www.google.com.co/urlsa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=5&cad=rja&ved=0CEAQFjAE&url=http%3A%2F%2Fwww.minambiente.gov.co%2Fdocumentos%2Fres_1927_311007.pdf&ei=UwJzUN84rrbQAe_RgMgH&usg=AFQjCNH7Rnz5ppdNfnryPeqL-2FsWjB8AQ&sig2=mKufnb7Q4hNut3kfKKmdfQ
  60. Arévalo Peña, M. L. (2011). Tensiones culturales en la estructuración del ordenamiento territorial a partir de la vivienda de interés social referido a comunidades indígenas. Caso comunidad Sáliba, resguardo Duya. (Tesis de maestría, Universidad Nacional de Colombia). Recuperado de http://www.google.com.co/urlsa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=6&cad=rja&ved=0CEcQFjAF&url=http%3A%2F%2Fwww.bdigital.unal.edu.co%2F5250%2F1%2FMarthaLilianaAr%25C3%25A9valoPe%25C3%25B1a.2011.pdf&ei=UwJzUN84rrbQAe_RgMgH&usg=AFQjCNEL6n3r5j8LCCeYiyLdkQcOI4O1kA&sig2=PutpEi87hYkOXw5U-AfV0Q
  61. Houghton, J & Martínez, J. (2008) La IIRSA o el mega-ordenamiento de los territorios indígenas. En. Houghton, J. Editor. La Tierra contra la muerte: conflictos territoriales de los pueblos indígenas en Colombia. Recuperado de http://www.google.com.co/urlsa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=60&cad=rja&ved=0CGIQFjAJODI&url=http%3A%2F%2Fwww.prensarural.org%2Fspip%2FIMG%2Fpdf%2F10383_1_La_Tierra_contra_la_muerte.pdf&ei=C2hyUOPwHZOC9gSS9IDYCQ&usg=AFQjCNEqkPDNMZy0y30ZFc_ZWybLLVeS2w&sig2=n9spiT7DuDSSCNFlkcj_ig
  62. Ídem.
  63. SENA, Centro agroindustrial y fortalecimiento empresarial región Casanare. (2010). Programa jóvenes rurales emprendedores. Recuperado de http://jovenesruralesemprendedores-casanare.blogspot.com/
  64. Fonseca. J. (2012). Indígenas de Orocué pidieron establecer granjas integrales para lograr soberanía alimentaria. Prensa Libre Casanare. Recuperado de http://www.prensalibrecasanare.com/casanare/4109-indngenas-de-orocuy-pidieron-establecer-granjas-integrales-para-lograr-soberanna-alimentaria.html
  65. Misión de Observación Electoral. (s.f). Monografía político electoral Departamento de Casanare 1997 a 2007. Recuperado de http://www.moe.org.co/home/doc/moe_mre/CD/PDF/casanare.pdf
  66. Defensoría del Pueblo. (2012). Situación de los derechos fundamentales, colectivos e integrales de los pueblos indígenas del departamento del Casanare 2003-2004. Recuperado de http://www.google.com.co/urlsa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=11&cad=rja&ved=0CB4QFjAAOAo&url=http%3A%2F%2Fwww.defensoria.org.co%2Fred%2Fanexos%2Fpublicaciones%2FindigenasCasanare.pdf&ei=jJdyUPH5KIaa8gTXkIDQDw&usg=AFQjCNHW6fCjrnk1-uy2B2xXqw5gy9LfsA&sig2=CNRRHS4gQhOYp9f_ModtfQ
  67. López, A. Jiménez, L. y Guevara, J. (1993). Descripción de los Suelos. En IGAC. Subdirección Agrologica. Suelos Departamento del Casanare, 163-165 Bogotá. Recuperado de http://geoportal.igac.gov.co:8888/siga_sig/Agrologia.seam
  68. Ídem.
  69. López, A. Jiménez, L. y Guevara, J. (1993). Descripción de los Suelos. En IGAC. Subdirección Agrologica. Suelos Departamento del Casanare, 163-165 Bogotá. Recuperado de http://geoportal.igac.gov.co:8888/siga_sig/Agrologia.seam
  70. Ídem.
  71. Ídem.
  72. Ídem.
  73. López, A. Jiménez, L. y Guevara, J. (1993). Descripción de los Suelos. En IGAC. Subdirección Agrologica. Suelos Departamento del Casanare, 163-165 Bogotá. Recuperado de http://geoportal.igac.gov.co:8888/siga_sig/Agrologia.seam
  74. Ídem.
  75. IGAC. UPME. (2009). Infraestructura y zonas de exploración petrolera. Recuperado de http://sigotn.igac.gov.co/sigotn/PDF/SIGOT_EcoInfraProduccionPetrolera_Nal.pdf
  76. Sánchez F. Martínez M. y Mejía C. (2005). La estructura económica actual del Casanare y posibilidades futuras de crecimiento y competitividad. Recuperado de economia.uniandes.edu.co/content/download/2070/.../d2005-24.pdf
  77. Romero, M. La Orinoquia Colombiana. Sociedad y Tradición Musical. Recuperado de http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/modosycostumbres/enorinoque/enorinoque4a.htm
  78. Departamento Nacional de Planeación. (2006). Los Pueblos Indígenas de Colombia en el Umbral del Nuevo Milenio. Recuperado de http://www.acnur.org/paginas/index.php?id_pag=5640
  79. Ídem.
  80. Ministerio del Interior. Asuntos Indígenas. (2010). Proyecto de Protección de Tierras y Patrimonio de la Población Desplazada (PPTP). Bogotá.
  81. Alcaldía Municipal de Orocué. (2012). Plan de Desarrollo Municipal 2012-2015.
  82. López, A. Jiménez, L. y Guevara, J. (1993). Descripción de los Suelos. En IGAC. Subdirección Agrologica. Suelos Departamento del Casanare, 163-165 Bogotá. Recuperado de http://geoportal.igac.gov.co:8888/siga_sig/Agrologia.seam
  83. Ídem.
  84. Plan de Vida del pueblo Sáliva. (s. f.). CECOIN. Recuperado de http://www.observatorioetnicocecoin.org.co/files/Plan%20de%20vida%20del%20pueblo%20sáliba.pdf
  85. Auto 004/2009. Corte Constitucional. (2009). Recuperado de http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/autos/2009/a004-09.htm
  86. Municipio de Orocué. (2012). Plan de desarrollo Municipal 2012-2015. Recuperado de http://orocue-casanare.gov.co/apc-aa-files/65353734346138343766366665326531/PLAN_DE_DESARROLLO_CON_DIOS_Y_EL_PUEBO_GOBERNAREMOS_TODOS_A_TRABAJAR_2012_2015.pdf
  87. Municipio de Orocué. (2007). Esquema de ordenamiento territorial. Recuperado de http://www.orocue-casanare.gov.co/apc-aa-files/65353734346138343766366665326531/ESQUEMA1.pdf
  88. Sánchez, L. (2003). Caracterización de los grupos humanos rurales de la Cuenca hidrográfica del Orinoco en Colombia. Instituto de Investigaciones Biológicas Alexander von Humboldt.
  89. Plan de Vida Pueblo Indígena Sáliba, (s. f.). Recuperado de http://www.sedcasanare.gov.co/WLweb/cweb/PEC%20SALIBA-OROCUE-MORICHITO.pdf
  90. Organización Nacional Indígena. (2011). Informe taller MIJ-ONIC Hato Corozal, Departamento de Casanare. Recuperado de http://siidecolombia.gov.co/CMS/media/43386/hato_corozal_casanare_onic.pdf
  91. Ídem.
  92. Gobernación del Casanare. Plan de Desarrollo Departamental “La que gana es la gente” 2012-2015. Recuperado de http://www.casanare.gov.co/?idcategoria=1241
  93. Ministerio de Educación. Comunidades indígenas en Casanare adelantan trabajo en proyectos etnoeducativos Recuperado de http://www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/w3-article-265660.html
  94. Plan de Vida del Pueblo Sáliba. Recuperado de http://www.observatorioetnicocecoin.org.co/files/Plan%20de%20vida%20del%20pueblo%20s%C3%A1liba.pdf
  95. Gobernación del Casanare. III Encuentro de prácticas y saberes Culturales Indígenas de Casanare. Recuperado de http://www.casanare.gov.co/?idcategoria=4972
  96. Organización Manos Unidas. Seguridad alimentaria para Pueblos indígenas. Recuperado de http://mansunides.org/es/proyecto/seguridad-alimentaria-para-pueblos-indigenas
  97. Corporinoquia. Recuperado de http://l.corporinoquia.gov.co/index.php/servicios-de-informacion-al-ciudadano/publicaciones/noticias/1027-gobernador-de-casanare-presidente-del-consejo-directivo-de-corporinoquia
  98. Gobernación del Casanare. Plan de Desarrollo Departamental “La que gana es la gente” 2012-2015. Recuperado de http://www.casanare.gov.co/?idcategoria=1241
  99. Gobernación de Casanare. Estrategia de Cooperación Internacional. Recuperado de http://www.casanare.gov.co/index.php?idcategoria=4117
  100. Servicio Nacional de Aprendizaje – SENA. Recuperado de http://www.prensalibrecasanare.com/casanare/3467-sena-e-indngenas-dieron-parte-positivo-al-concluir-convenio.html
  101. INCORA. (1982). Resolución 099. Bogotá: INCORA.
  102. Asociación de Autoridades Indígenas Sáliba de Orocué. (s.f.). Evaluación, reorientación y ajuste del Plan de Vida para el diseño y formulación de una política pública propia del Pueblo Sáliba que permita el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades. Documento interno.
  103. Ídem.
  104. Caracterización Resguardos. (s.f.). Matriz expedientes, Copias de comunidades indígenas. Expedientes en Trámite. Documento interno.
  105. Asociación de Autoridades Indígenas Sáliba de Orocué. (s.f.). Evaluación, reorientación y ajuste del Plan de Vida para el diseño y formulación de una política pública propia del Pueblo Sáliba que permita el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades. Documento interno.
  106. Asociación de Autoridades Indígenas Sáliba de Orocué. (s.f.). Evaluación, reorientación y ajuste del Plan de Vida para el diseño y formulación de una política pública propia del pueblo Sáliba que permita el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades. Documento Interno.
  107. Corte Constitucional. (2003). Sentencia T-552. Corte Constitucional.
  108. Corte Constitucional. (2009). Sentencia T-769. Corte Constitucional.
  109. Corte Constitucional. (1997). Sentencia SU-039. Corte Constitucional.
  110. Asociación de Autoridades Indigenas Saliba de Orocué Casanare “ASAISOC”. (s.f.). Plan de Desarrollo Municipal Propuesta Concertación de Política Pública de las Comunidades Indígenas de los Ocho Resguardos de Orocué para la Articulación en la Propuesta para Plan de Desarrollo Municipal con Dios y el Pueblo Gobernaremos “Todos a Trabajar” 2012-2015. Documento Interno.
  111. Vicepresidencia de la República. Programa Presidencial de DH y DIH. (2010). Diagnóstico Departamental Casanare. Recuperado de http://www.derechoshumanos.gov.co/Pna/documents/2010/casanare/casanare.pdf ONU. (2007). Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas.
  112. Vicepresidencia de la República. Programa Presidencial de DH y DIH. (2010). Diagnóstico Departamental Casanare. Recuperado de http://www.derechoshumanos.gov.co/Pna/documents/2010/casanare/casanare.pdf
  113. ONIC. (2012). Violaciones a los Derechos Humanos e Infracciones al DIH perpetradas contra los pueblos indígenas en Colombia. Recuperada de http://www.movimientos.org/imagen/ONIC_Rporteviolaciones%20de%20DDHH%20Enero-Julio_2012%281%29.pdf
  114. Defensoría del Pueblo. (2012). Situación de los derechos fundamentales, colectivos e integrales de los pueblos indígenas del Departamento del Casanare 2003-2004. Recuperado de http://www.defensoria.org.co/red/anexos/publicaciones/indigenasCasanare.pdf
  115. Vicepresidencia de la República. Programa Presidencial de DH y DIH. (2010). Diagnóstico Departamental Casanare. Recuperado de http://www.derechoshumanos.gov.co/Pna/documents/2010/casanare/casanare.pdf
  116. Ejército Nacional. (2012). Decima Sexta Brigada – Yopal. Recuperado de http://www.ejercito.mil.co/index.php?idcategoria=239219
  117. Asociación de Autoridades Indigenas Saliba de Orocué Casanare “ASAISOC”. (s.f.). Plan de Desarrollo Municipal Propuesta Concertación de Política Pública de las Comunidades Indígenas de los Ocho Resguardos de Orocué para la Articulación en la Propuesta para Plan de Desarrollo Municipal con Dios y el Pueblo Gobernaremos “Todos a Trabajar” 2012-2015. Documento Interno.
  118. ACNUR. (2006). Desplazamiento indígena y política pública: paradoja del reconocimiento. San José de Costa Rica.
  119. ONU. (2008). Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas. (61/295).
  120. OIT. (2003). Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes. México. Recuperado de http://www.cdi.gob.mx/transparencia/convenio169_oit.pdf