Diferencia entre revisiones de «Resguardo Jagual Río Chintado»

De SMT - ONIC
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
 
Línea 164: Línea 164:
 
# Suelo muy superficial a profundo, drenaje pobre a moderado, fuerte a muy fuertemente ácido, contenidos altos a moderados de materia orgánica; texturas variables, fertilidad baja a moderada. El contenido de carbón orgánico es muy alto en superficie y mediano en profundidad; la reacción es fuertemente ácida; el contenido de calcio es bajo, el de magnesio y el de potasio medianos en superficie y bajos a muy bajos en profundidad; las bases totales y el fósforo disponible son muy bajos; la saturación de bases es baja a muy baja; el porcentaje de aluminio muy alto.  
 
# Suelo muy superficial a profundo, drenaje pobre a moderado, fuerte a muy fuertemente ácido, contenidos altos a moderados de materia orgánica; texturas variables, fertilidad baja a moderada. El contenido de carbón orgánico es muy alto en superficie y mediano en profundidad; la reacción es fuertemente ácida; el contenido de calcio es bajo, el de magnesio y el de potasio medianos en superficie y bajos a muy bajos en profundidad; las bases totales y el fósforo disponible son muy bajos; la saturación de bases es baja a muy baja; el porcentaje de aluminio muy alto.  
 
# Suelo superficial a moderadamente profundo, bien a pobremente drenado, extremada a fuertemente ácido, contenidos muy altos a moderados de materia orgánica; texturas medias y moderadamente finas, fertilidad baja a moderada. El contenido de carbón orgánico es muy alto en superficie y alto en profundidad; la reacción es extremada a muy fuertemente ácida; los contenidos de calcio, magnesio y ases totales son bajos, el de potasio es mediano en superficie y bajo en profundidad; la saturación de bases y disponibilidad de fósforo son muy bajas, el porcentaje de aluminio intercambiable es muy alto.  
 
# Suelo superficial a moderadamente profundo, bien a pobremente drenado, extremada a fuertemente ácido, contenidos muy altos a moderados de materia orgánica; texturas medias y moderadamente finas, fertilidad baja a moderada. El contenido de carbón orgánico es muy alto en superficie y alto en profundidad; la reacción es extremada a muy fuertemente ácida; los contenidos de calcio, magnesio y ases totales son bajos, el de potasio es mediano en superficie y bajo en profundidad; la saturación de bases y disponibilidad de fósforo son muy bajas, el porcentaje de aluminio intercambiable es muy alto.  
# Suelo muy superficial a superficial, drenaje imperfecto a pobre, extremada a fuertemente ácido, contenidos muy altos a muy bajos de materia orgánica; texturas medias a finas, fertilidad muy baja. El contenido de carbón orgánico es muy alto en superficie y muy bajo en profundidad; los contenidos de calcio y magnesio son bajos; las bases totales y su saturación son muy bajas; el porcentaje de aluminio intercambiable es muy alto; el fósforo soluble es muy bajo<ref name="geoporta8888">SIGA. IGAC. (2004). Recuperado de http://geoportal.igac.gov.co:8888/siga_sig/Agrologia.seam</ref>.
+
# Suelo muy superficial a superficial, drenaje imperfecto a pobre, extremada a fuertemente ácido, contenidos muy altos a muy bajos de materia orgánica; texturas medias a finas, fertilidad muy baja. El contenido de carbón orgánico es muy alto en superficie y muy bajo en profundidad; los contenidos de calcio y magnesio son bajos; las bases totales y su saturación son muy bajas; el porcentaje de aluminio intercambiable es muy alto; el fósforo soluble es muy bajo<ref name="geoportal8888">SIGA. IGAC. (2004). Recuperado de http://geoportal.igac.gov.co:8888/siga_sig/Agrologia.seam</ref>.
 
==== Condiciones actuales ====
 
==== Condiciones actuales ====
 
Intervención: <br>
 
Intervención: <br>
Línea 211: Línea 211:
 
{| class="wikitable"
 
{| class="wikitable"
 
|-
 
|-
! !! !!  
+
! Pueblo !! Indígenas autoreconocidos en el censo del 2005 !! Porcentaje población indígena nacional
 
|-
 
|-
| || ||  
+
| Embera || 37.327 || 2,6 %
 
|}
 
|}
Pueblo
 
Indígenas autoreconocidos en el censo del 2005
 
 
 
Porcentaje población indígena nacional
 
 
Embera
 
 
 
37.327
 
2,6 %
 
 
  
 
El Instituto Colombiano de Reforma Agraria por medio de la Resolución 041 de 1992 constituyó el resguardo Jagual-Río Chintadó y adjudicó a la comunidad 40.835 hectáreas. <br>
 
El Instituto Colombiano de Reforma Agraria por medio de la Resolución 041 de 1992 constituyó el resguardo Jagual-Río Chintadó y adjudicó a la comunidad 40.835 hectáreas. <br>
Línea 238: Línea 226:
 
{| class="wikitable"
 
{| class="wikitable"
 
|-
 
|-
!  !! !!  
+
!  !! Población según Censo 2005 !! % Población
 
|-
 
|-
|  || ||  
+
| Pueblo Emberá || 37.327 || 100%
 
|-
 
|-
| || ||  
+
| Resguardo Jagual-Río Chintadó || 657 || 1,76%
 
|}
 
|}
Población según Censo 2005
 
 
 
% Población
 
 
Pueblo Emberá
 
 
 
37.327
 
100%
 
Resguardo Jagual-Río Chintadó
 
 
 
657
 
1,76%
 
 
  
 
Relación poblacional del resguardo respecto a la población indígena del departamento:
 
Relación poblacional del resguardo respecto a la población indígena del departamento:

Revisión actual del 10:16 16 sep 2022

Descripción geofísica

Resguardo: Jagual – Río Chintadó

Localización geográfica

Está ubicado al sur del municipio de Riosucio y al oriente del municipio de Carmen del Darién. Limita al norte y occidente con la comunidad afrodescendiente Truandó Medio, al oriente con la comunidad afrodescendiente Bocas de Taparal y al sur con la comunidad afrodescendiente Cúpica y el resguardo Río Domingodó.[1]

Geología estructural

En el área se encuentran:

  1. Formaciones sedimentarias epicontinentales tabulares del Terciario dentro de la depresión tectónica.
  2. Contacto cordillera- depresión.
  3. Lineamientos tectónicos (fracturas y diaclasas) con orientación aproximadamente perpendicular Norte-Occidente y Norte-Oriente.
  4. Fallas y fracturas con control parcial de la red de drenaje.
  5. Vertientes disectadas.
  6. Colinas y lomeríos.[1]

Geomorfología

Relieve

El área está caracterizada por sistemas morfogénicos conformados por:

  1. Modelados con sedimentos epicontinentales.
  2. Colinas y lomeríos con alteración profunda en condiciones superhúmedas.
  3. Piedemontes, exteriores, bajos.
  4. Interfluvios de control estructural.
  5. Valles de disección con depósitos coluvio-aluviales discontinuos, asociados a la cordillera Baudó-Darién.
  6. Vertiente cóncava de la serranía.[1]

En el resguardo se encuentran:

  1. Alteritas espesas y acumulación de capas de ceniza con un espesor superior a 3 metros.
  2. Depósitos aluvio-torrenciales con influencia fluvioglaciar.
  3. Alteritas areno-arcillosas discontinuas de poca profundidad.
  4. Acumulaciones aluvio-torrenciales con bloques grandes y angulosos en posición de vegas y terrazas en la parte media y baja de los valles.
  5. Alteritas profundas en la parte media de las cuencas.
  6. Capas de alteración con colores amarillentos en superficie y rojizos hacia la base, con espesor variable superior a 2 metros.[2]

Modelado

En la zona se encuentran:

  1. Colinas y lomeríos degradados con pendiente inclinada a fuertemente inclinada.
  2. Conos de eyección con pendiente media ligeramente plana.
  3. Interfluvios con pendientes media fuertemente quebrada.
  4. Microdivisorias agudas relacionadas con sistemas de lineamientos tectónicos.
  5. Valles con pendiente media inclinada a quebrada, perfiles transversales en “V”, especialmente en las cuencas altas.
  6. Vertientes cóncavas con pendiente media de inclinada a quebrada.
  7. Laderas cóncavas y, en el extremo inferior, colinas y lomeríos.[1]

También se desarrollan procesos de modelado asociados a:

  1. Disección intensa y escurrimiento superficial difuso y concentrado fuerte.
  2. Escurrimiento superficial difuso con disección incipiente.
  3. Procesos de remoción en masa.
  4. Disección moderada.
  5. Movimientos en masa generalizados.[2]

Hay varios tipos de paisaje:

  1. De planicie aluvial con inclinación menor al 7% y drenaje imperfecto a excesivo.
  2. De Valle aluvial con inclinación menor al 7% y drenaje pobre a muy pobre.
  3. De Lomerío estructural erosional con inclinación menor al 25% y drenaje imperfecto a excesivo.
  4. De Lomerío estructural erosional con inclinación mayor al 25% y drenaje imperfecto a excesivo.
  5. De Montaña estructural erosional con inclinación menor al 50% y drenaje imperfecto a excesivo.
  6. De Montaña estructural erosional con inclinación mayor al 50% y drenaje imperfecto a excesivo.
  7. De Montaña fluvio gravitacional con inclinación mayor al 50% y drenaje imperfecto a excesivo.[2]

Hidrografía

Cuencas

El resguardo está ubicado en la cuenca del río Atrato.[1] La escorrentía es de 2000 a 3000 mm anuales.[2] Hay presencia de ambientes sedimentarios y vulcano-clásticos con buenas posibilidades hidrogeológicas e igneometamórficos con posibilidades hidrogeológicas desconocidas y restringidas.[2]

Sistemas lóticos

En el área se encuentran los ríos Chintadó y Domingodó.[1]

Sistemas lénticos

No hay presencia de sistemas lénticos.

Climatología

Clima

El resguardo está ubicado entre 0 y 800 metros sobre el nivel del mar[1] y presenta las siguientes características: La temperatura es mayor a 24°C.[2]. La precipitación está entre 2500 y 4000 mm anuales.[2] Los meses de diciembre a abril es temporada seca. Los restantes meses son lluviosos.[3]

Zonificación climática

El clima es Cálido muy Húmedo.[1]

Amenazas naturales

En la zona hay baja amenaza por remoción en masa y alta amenaza sísmica.[1] Se presentan derrumbes frecuentes por deforestación.[2]

Descripción biótica y ambiental

Características biofísicas

Zonas de vida y biomas

Según el sistema de clasificación de Holdridge, el área del resguardo corresponde a la zona de vida de bosque muy húmedo Tropical (bmh-T)[1].
Respecto a los biomas, de acuerdo con el Módulo de Información Geográfica del Observatorio de Territorios Étnicos[4] y el Mapa de Ecosistemas Continentales, Marinos y Costeros de Colombia[5], el área pertenece al Zonobioma Húmedo Tropical del Pacífico y Atrato; al occidente al Orobioma del Baudó y Darién; y al oriente se encuentran franjas que pertenecen a los Helobiomas del Pacífico y Atrato.
Es importante destacar que con base al Mapa General de Ecosistemas de Colombia, en la zona se encuentran ecosistemas naturales de bosques[6].

Áreas para la conservación y traslape con áreas protegidas

El resguardo se encuentra dentro de la zona de Reserva Forestal del Pacifico[4], en donde el efecto antrópico y la mala gestión de los recursos naturales han propiciado y agravado la fragmentación de los ecosistemas de la reserva, lo que afecta su funcionalidad y la provisión de bienes y servicios ambientales para las poblaciones asentadas en la zona[7].
De acuerdo a la Estructura Ecológica Principal para la Región del Chocó Biogeográfico, el municipio de Riosucio, en donde está el resguardo, pertenece a la Subregión Ecogeográfica del Bajo Atrato, de transcendental importancia en la conformación de la biota del país y del continente, debido a que su territorio ha sido puente de intercambio de elementos bióticos entre norte y sur del continente a través del istmo de Panamá[2].
Además, el área prioritaria para la conservación Bosques de Truandó-Bajo Atrato aledaños al Parque Nacional Natural Los Katíos, hay presencia de zonas transformadas, por lo que es necesario realizar estudios de fauna y flora y plantear programas para su recuperación; establecer estrategias de uso, manejo y monitoreo de especies maderables; seguimiento y control al sector pesquero y a procesos de tala y tráfico de especies amenazadas; promoción de la educación ambiental y prácticas sostenibles en las comunidades[8].

Biodiversidad

Introducción

El municipio de Riosucio hace parte de la Provincia Biogeográfica del Chocó, que es una de las zonas del mundo con mayor biodiversidad de especies animales y vegetales; buena parte de estas aún no han sido identificada por la ciencia ni valorados sus potenciales biomédicos e industriales. La parte norte de la provincia biogeográfica, donde se encuentra el municipio de Riosucio, ha sido y sigue siendo de transcendental importancia en la conformación de la actual biota del país y del continente, debido a que ha sido el puente de intercambio de elementos bióticos entre el norte y el sur del continente a través del istmo de Panamá.
La zona del Darién constituye una de las 17 áreas más críticas para la conservación que quedan en el mundo, lo cual resalta la importancia en la planificación y manejo del desarrollo local[9].

Fauna

Predominancia:
Entre las especies de animales más representativas de la zona se encuentran: rana marsupial (Gastrotheca angustifrons), cotorra cariamarilla (Gypopsitta pyrilia), danta (Tapirus bairdii), tortuga morrocoy (Geochelone carbonaria) y sábalo (Brycon meeki). Los peces que se encuentran en el lugar son: bocachico, bagre, mojarra, boquiancha, quicharo o moncholo, doncella, dentón y guacuco o coroncoro[9].
Vulnerabilidad:
Algunas especies en estado de vulnerabilidad son: rana marsupial (Gastrotheca angustifrons), vulnerable (VU) a causa de la pérdida de extensión y calidad de los bosques que habita; danta (Tapirus bairdii), en peligro (EN), por la pérdida de hábitat, fragmentación y cacería[10].
Endemismo:
Se han definido 53 especies endémicas presentes en los límites de esta área prioritaria, con 6 anfibios, 13 aves, 15 mamíferos, 2 reptiles, 2 peces[8].

Flora

Predominancia:
Algunas especies de plantas, abundantes en la zona, son: vijo (Dichapetalum foreroi), cativo, caracolí, abarco, cedro (Cedrela spp.), roble y virola o cuángare. Entre las que son cultivadas por los pueblos indígenas están: plátano (Musa paradisiaca), maíz (Zea mays), arroz (Oriza sativa), yuca (Manihot utilissima), cacao (Theobroma cacao), caña (Sacharum spp.), pastos y frutales[11].
Vulnerabilidad:
A pesar de ser abundante de la zona, el vijo (Dichapetalum foreroi) se encuentra actualmente en categoría vunerable (VU), a causa de la deforestación y transformación de su hábitat[12].
Endemismo:
En la zona se registran 15 especies endémicas de plantas[8].

Uso de los recursos naturales renovables

No hay información específica sobre el uso que los indígenas del resguardo le dan a los recursos naturales renovables. Sin embargo existe información relacionada con el uso que le dan a los recursos los indígenas Emberá en el departamento del Choco:
Las mujeres Emberá elaboran canastas y sopladore con fibras obtenidas de palmas como la iraca (Carludovica palmata) y el guerregue (Astrocaryum standleyanum), que colorean con tintes naturales (rojos y negros) a partir de la jagua (Genipa americana) y el achiote (Bixa orellana) y así crear diseños característicos de la cestería Emberá[13].
La madera es un elemento vital son la que elaboran sus viviendas, canoas y objetos de uso cotidiano y ritual; el Jaibaná talla bastones de madera que representan a los espíritus con figuras antropomorfas, zoomorfas y una combinación de estos[1].

Impacto ambiental

Proyectos

Gran parte del área se destina a la actividad ganadera, lo que ha provocado la destrucción de gran parte de la fauna y flora nativas, obligando a los agricultores a desplazarse hacia zonas de ladera, con la consiguiente erosión del suelo, deforestación y afectación de los nacimientos de agua.
El desarrollo de la agricultura, la ganadería y extensas áreas de pastizales para la implantar cultivos comerciales tecnificados en zonas con aptitud forestal, homogeniza el paisaje chocoano, por naturaleza biodiverso, en detrimento del equilibrio ecológico y de la diversidad de actividades que desarrollan los habitantes tradicionales del territorio: comunidades afrocolombianas e indígenas. La ganadería implicaría la conversión, a gran escala, de áreas boscosas en potreros, causando la degradación de los ecosistemas y la pérdida de hábitats[7].
De acuerdo al mapa de Área Petrolera en Resguardos de abril del 2011, el resguardo es área de hidrocarburos, susceptible a afectaciones dentro y en áreas adyacentes[14]. Además, el resguardo se ve afectado por la explotación, a gran escala, de los recursos naturales, por parte de compañías como Maderas del Darién, y en menor escala, pero continua, por los indígenas y campesinos negros[15].

Contaminación

Actividades como la minería traen consigo daño ambiental sobre los recursos naturales, tala de bosque, disposición de mercurio en suelos y ríos, vertimiento de sedimentos, aceites y combustibles; todo esto en un territorio ubicado en la zona de reserva forestal de Ley 2ª de 1959 (Reserva del Pacífico)[16].
La actividad ganadera reduce la zona boscosa, produce contaminación de los cultivos y fuentes de agua por la fumigación de los pastos para el ganado y la acumulación de excrementos del ganado[15].

Cultivos de uso ilícito

Los cultivos ilícitos van en contra de los intereses comunitarios de los pueblos indígenas; los Consejos comunitarios, de manera arbitraria, adelantan tareas de minería con personas externas, en territorios indígenas[17].
En febrero del 2005, se dio a conocer un comunicado de diez cabildos mayores indígena del Chocó donde señalan que “El gobierno autorizó la fumigación de cultivo de uso ilícito con glifosato en el municipio y en resguardo indígena, tarea que está por ejecutarse este año y que una vez que se inicie la fumigación, además acabarán con los cultivos de pancoger, animales domésticos y silvestres, cambiará el bosque por plantaciones de la Palma Africana. Las actividades de fumigación ponen en riesgo la vida, el medio ambiente, en un suelo que es frágil y un clima muy lluvioso, la actividad de fumigación va llevar a los cultivadores de la coca a deforestar otra área como:

  1. Los cultivos de uso ilícito se va expandir hacia las tierras de los resguardos indígenas.
  2. Las plantaciones de la palma Africana, de los municipios del bajo Atrato (Carmen del Darién, Bajirá), acelerará sus expansión a las tierras de los campesinos, de comunidades negras e indígenas sobre todo a Juradó y Bojayá.

La explotación irracional e ilícita de las laderas finas dentro de los resguardos indígenas no ha cesado por los paramilitares, quienes están regalando motosierras. En los resguardos indígenas no se encuentran grandes extensiones cultivo de coca para justificar la fumigación lo poco que hay nosotros los indígenas lo podemos erradicar sin pedir ni un centavo al gobierno porque eso no vale la pena de pedir el programa de erradicación manual. Nos oponemos rotundamente de la fumigación de nuestro territorio de resguardo indígena, con el pretexto de acabar la coca, porque no hay extensiones grandes de cultivos de coca para fumigar, por los pequeños que existen de cultivos no vale la pena de destruir tantos bosques”[18].

Planes de manejo y ordenamiento ambiental territorial

Desde enero de 2005 el PNN Los Katios ha venido afrontando un proceso de ocupación por parte de indígenas de la etnia Wounaan en el sector Cristales (provenientes del resguardo Jagual–Río Chintadó), ocupación que a la luz de la normatividad vigente, se considera ilegal[19].
El Estudio de Ordenamiento Territorial (EOT) del Municipio de Riosucio considera que dadas las condiciones ambientales de los territorios étnicos y las formas de apropiación y uso por las comunidades indígenas y negras, los territorios colectivos, y bajo el régimen de la legislación de comunidades negras e indígenas, se concierten en áreas de manejo especial.
Además, encuentra como fortalezas la existencia de resguardos indígenas y tierras de comunidades negras tituladas de manera colectiva que albergan gran biodiversidad gracias al conocimiento del medio, los sistemas de producción y prácticas tradicionales que tiene los indígenas y negros; la cosmovisión de los grupos étnicos negros e indígenas sobre el uso del bosque y los recursos naturales; y la titulación de tierra a grupos ancestrales de comunidades negras e indígenas, con una cosmovisión que favorece la conservación de los recursos naturales.
Finalmente, en el EOT se considera que el punto de vista indígena y afrocolombiano ha de tenerse en cuenta por medio de mecanismos de participación, cuando se tomen decisiones públicas relativas al desarrollo regional, de acuerdo con disposiciones constitucionales y legales tanto internacionales como nacionales[20].

Sistemas de organización y formas de gobierno

Gobierno propio y ley de origen

Ejercicio de soberanía sobre el territorio

El pueblo Emberá Katío del resguardo considera fundamental el mantenimiento de unas relaciones equilibradas entre los seres humanos y los recursos naturales con los que cuenta el territorio. Para conservar dicha armonía y ejercer soberanía, las autoridades tradicionales Emberá, o Jaibanás, protegen a la comunidad y regulan su territorio a través del tratamiento de enfermedades partiendo de sus conocimientos tradicionales[21].

Autoridades tradicionales: transmisión de autoridad y conocimiento sobre el territorio

El resguardo cuenta con una serie de autoridades tradicionales, quienes en su rol de médicos son parte fundamental en la conservación del equilibrio del territorio. La principal autoridad tradicional entre los Emberá es el Jaibaná: “El especialista entre los Emberá, quien controla las esencias y entabla relación con los diversos mundos. Su condición de Jaibaná le permite penetrar en la esencialidad de las cosas, entabla comunicación con ellas, volviéndolas sus aliados para curar o agredir”[22].
El conocimiento del Jaibaná se aprende mediante el estudio dedicado de las plantas y sus funciones medicinales. El hombre o mujer que decide seguir el jaibanismo debe acercarse a un sabio Jaibaná para recibir su instrucción. No existe ninguna norma que establezca quien puede ser Jaibaná o no, excepto que debe superar los doce años de edad[2].
Además del Jaibaná, el Botánico desempeña un papel importante en la comunidad pues, tras años de estudio y experimentación, posee también amplios conocimientos acerca del manejo de las plantas y, aunque no trasciende a las relaciones espirituales como el Jaibaná, el Botánico es consultado por los pacientes cuando les aqueja cualquier enfermedad cotidiana[23].

Instituciones políticas y sociales indígenas

Autoridades y representantes indígenas: elección o designación

La familia es la base principal de la organización indígena del resguardo, pues a partir de ésta se comparten elementos de la vida social[21]. Sin embargo, la organización general está presente bajo la figura del Cabildo, de acuerdo con la Ley 89 de 1890, conformándose por el Gobernador, Alcalde, Secretario, Fiscal, Tesorero y Alguacil (es), elegidos mediante votación popular por los habitantes[24]; se constituye como forma fundamental de la representación de la comunidad. El cabildo funciona, entre otros, como regulador del uso de la tierra, especialmente en materia de aprovechamiento forestal; el Cabildo: “sirve para establecer relaciones entre las comunidades indígenas y el Estado, centrando su actividad en los caseríos”[25].

Espacios y acciones de reclamación y reconocimiento de derechos

El resguardo, representado por su Cabildo, y por el Consejo Regional Indígena del Chocó, se encuentra asociado a OREWA, organización que se enfoca, entre otras cosas, en la defensa de derechos y la promoción de iniciativas locales en áreas como salud, educación e infraestructura. Es además una importante organización regional y representa a cerca del 80% de las comunidades indígenas del Chocó. A su vez, OREWA participa de los procesos que adelantan otras organizaciones de regiones vecinas como la OIA (Organización Indígena de Antioquía) o, a nivel nacional, como la ONIC (Organización Nacional indígena de Colombia)[26].

Jurisdicción especial indígena

A partir de los relatos de origen del pueblo Emberá se desarrolla todo un sistema de pensamiento que organiza y da sentido a las relaciones entre los hombres y a su interacción con su entorno, éste es conocido como Derecho Mayor. Así lo explica uno de los representantes de OREWA: “Nuestra Ley de Origen, Derecho Mayor o Derecho Propio (…) nos asiste y otorga identidad, son nuestras leyes, formas de gobierno y justicia propia”[27]. Un ejemplo de esta reglamentación es la prohibición del incesto[28].
El resguardo está incluido en el Plan de Vida de ASOREWA, que se ha consolidado como un medio de expresión de los mandatos de gobierno del indígena del resguardo y como un espacio para que éstos sean publicados. En el Plan se hace evidente como el resguardo: “Durante muchos años (…) ha venido desarrollando principios y normas que han orientado la vida (…) este conjunto de normas y principios es lo que se denomina derecho interno. Derecho que está en permanente desarrollo”[29].
La normatividad que aplica en el resguardo está dividida en tres niveles de reglamentación interna: para problemas domésticos o internos, aprovechamiento de los recursos naturales y estatuto interno. Los encargados de aplicar las sanciones son el Cabildo y el Justiciero: “(…) los procedimientos para aplicación de justicia propia se hacen mediante el juicio comunitario. Los tipos de casos que resuelve la justicia propia son: chisme, robo, vinculación con actores armados, peleas, celos y aprovechamiento de recursos naturales sin autorización, delitos graves y leves”[30].

Relación con actores e instituciones no indígenas

Autoridades e instituciones estatales y privadas

Para la ejecución de los recursos del Sistema General de Participaciones, SGP, el resguardo entabla relación con la Alcaldía Municipal. Así mismo, el resguardo debe mantener mediación constante con diferentes entidades estatales para el desarrollo de distintos proyectos, como el Ministerio del Interior, por ejemplo para la ejecución del Plan de Salvaguarda, la Secretaría de Planeación Departamental y Municipal[31].
Además, en la jurisdicción del resguardo operan autoridades ambientales, como la Corporación Autónoma del Chocó, que en muchos sentidos entran en conflicto con las actividades y normatividad de las autoridades tradicionales indígenas, debido, por ejemplo, a la inclusión del resguardo dentro de los programas del Plan de Acción, específicamente, por la presencia de la Reserva Forestal Las Teresitas en el Municipio de Riosucio y la explotación intensiva de madera[32].
La gobernabilidad del resguardo también se ve afectada por la presencia de empresas explotadoras del recurso maderero que, con el desarrollo de sus actividades, muchas veces ilegales, alteran las relaciones de los habitantes del resguardo con el entorno. La explotación maderera ha provocado múltiples conflictos por la posesión y manejo de los recursos dentro del resguardo[33].

Relaciones interétnicas

En la región conviven los indígenas Emberá, que habitan en la zona alta de los ríos, y las comunidades afrodescendientes. Debido a sus marcadas diferencias en cuanto a estilos de vida y comprensión del mundo, su coexistencia se basa en una rigurosa separación espacial y una clara prohibición a sus individuos en cuanto a los intercambios maritales, situación que es castigada con la exclusión comunitaria y con otras condenas para el Jauré o alma del indígena. A pesar de este escenario, se han establecido otras maneras de intercambio interétnico, dentro de las que se destaca el compadrazgo como una institución que reemplaza la filiación consanguínea del matrimonio. Las relaciones se extienden también a la población de colonos, pues el terreno definido como parte del resguardo ofrece condiciones para la explotación maderera; la explotación de este recurso por personas ajenas al resguardo ha implicado relaciones de tensión y disputa por el control territorial y de los recursos[28].

Actores armados

El resguardo está localizado en un corredor estratégico para el desarrollo de actividades de contrabando y narcotráfico, también es una zona con presencia de cultivos ilícitos, por lo que los grupos armados mantienen asentamientos en la región. Esta situación ha supuesto constantes enfrentamientos entre la guerrilla de las FARC, grupos paramilitares, bandas criminales y ejércitos privados creados recientemente[34]. Así, el resguardo se localiza en medio del conflicto de estos grupos, permaneciendo en estado de vulnerabilidad ante las consecuencias e infracciones propias de la guerra. Un ejemplo de lo anterior, es la constante oleada de incursiones violentas y de amenazas contra líderes y jóvenes de la comunidad por parte de los grupos de autodefensas, que acusan a los miembros del resguardo de colaborar con la guerrilla de las FARC[35].

Resguardos fronterizos

No aplica.

Uso, vocación y potencialidades de los suelos

Suelos

Características de los suelos

En la zona se encuentran diferentes tipos de suelos con las siguientes características:

  1. Suelo profundo, bien drenado, extremada a fuertemente ácido, contenidos altos de materia orgánica en el horizonte superficial y bajos a profundidad; texturas moderadamente finas, fertilidad baja. Alto contenido de carbón orgánico en el horizonte superficial y bajo en profundidad; la reacción es muy fuerte a fuertemente ácida; los contenidos de calcio y magnesio son moderados y el de potasio bajo a muy bajo; las bases totales son moderadas y la saturación de las mismas es baja; el fósforo disponible es muy bajo y también presenta contenido de carbón orgánico alto en superficie y bajo en los horizontes subyacentes; la reacción es extremada a fuertemente ácida; los contenidos de calcio y magnesio son bajos y el de potasio bajo a muy bajo; las bases totales y su saturación son muy bajas; el fósforo disponible es moderado en superficie y muy bajo en profundidad.
  2. Suelo superficial a profundo, bien drenado, muy fuerte a moderadamente ácido, contenidos altos a bajos de materia orgánica; texturas moderadamente gruesas a moderadamente finas, fertilidad alta a moderada. El contenido de carbón orgánico es alto en superficie y muy bajo en profundidad; la reacción es muy fuerte a fuertemente ácida; el contenido de calcio es moderado y el de magnesio alto en superficie y bajo en profundidad; los contenidos de potasio y de bases totales son moderados en superficie y bajos en profundidad; la saturación de bases es baja a muy baja; el porcentaje de aluminio intercambiable es muy alto; el fósforo disponible es muy bajo a moderado.
  3. Suelo moderadamente profundo a profundo, bien drenado, muy fuerte a fuertemente ácido, contenidos de materia orgánica altos a moderados; texturas moderadamente finas, fertilidad baja a muy baja. El contenido de carbón orgánico es alto en superficie y mediano en profundidad; la reacción es muy fuertemente ácida; los contenidos de calcio y magnesio son bajos, el de potasio es mediano en superficie y muy bajo en profundidad; las bases totales, la saturación de las mismas y el fósforo disponibles son muy bajos; la saturación de aluminio es muy alta.
  4. Suelo muy superficial a profundo, drenaje pobre a moderado, fuerte a muy fuertemente ácido, contenidos altos a moderados de materia orgánica; texturas variables, fertilidad baja a moderada. El contenido de carbón orgánico es muy alto en superficie y mediano en profundidad; la reacción es fuertemente ácida; el contenido de calcio es bajo, el de magnesio y el de potasio medianos en superficie y bajos a muy bajos en profundidad; las bases totales y el fósforo disponible son muy bajos; la saturación de bases es baja a muy baja; el porcentaje de aluminio muy alto.
  5. Suelo superficial a moderadamente profundo, bien a pobremente drenado, extremada a fuertemente ácido, contenidos muy altos a moderados de materia orgánica; texturas medias y moderadamente finas, fertilidad baja a moderada. El contenido de carbón orgánico es muy alto en superficie y alto en profundidad; la reacción es extremada a muy fuertemente ácida; los contenidos de calcio, magnesio y ases totales son bajos, el de potasio es mediano en superficie y bajo en profundidad; la saturación de bases y disponibilidad de fósforo son muy bajas, el porcentaje de aluminio intercambiable es muy alto.
  6. Suelo muy superficial a superficial, drenaje imperfecto a pobre, extremada a fuertemente ácido, contenidos muy altos a muy bajos de materia orgánica; texturas medias a finas, fertilidad muy baja. El contenido de carbón orgánico es muy alto en superficie y muy bajo en profundidad; los contenidos de calcio y magnesio son bajos; las bases totales y su saturación son muy bajas; el porcentaje de aluminio intercambiable es muy alto; el fósforo soluble es muy bajo[36].

Condiciones actuales

Intervención:
Gran parte de la unidad tiene cobertura de vegetación primaria y su uso es para pastos en ganadería y cultivos de subsistencia como chontaduro, borojó, arroz y yuca[36]. Sin embargo, el resguardo se encuentra dentro de la Zona de Reserva Forestal del Pacífico (ley 2 de 1959).
Fenómenos de degradación en los suelos del resguardo:
Los procesos de erosión hídrica, natural, antrópica y los movimientos en masa han conllevado a la desaparición rápida del suelo; su recuperación puede tardar muchos años demandando grandes esfuerzos económicos y tecnológicos[2].

Vocación y recursos alternos

Utilidad

Los diferentes suelos tienen características que condicionan su vocación y uso especial.
El uso de estas tierras está muy limitado en las áreas de montaña debido a altas pendientes, presencia de afloramientos rocosos, profundidad efectiva superficial, alta susceptibilidad a la erosión y precipitaciones excesivas y en las áreas de pantano por la presencia de agua durante todo el año.
El exceso de aguas lluvias con precipitaciones que van de 4.000 a más de 8.000 mm al año y la presencia de roca en la superficie son limitantes para el desarrollo de los cultivos y la actividad pecuaria.
Debido a las fuertes pendientes, la alta susceptibilidad a la erosión y las precipitaciones excesivas, estas tierras deben dedicarse primordialmente a la cobertura de bosques para proteger las cuencas hidrográficas y la vida silvestre. En las zonas de menor pendiente, se pueden adelantar actividades forestales de tipo protector-productor, como una alternativa es el establecimiento de cultivos autóctonos en zonas de menor pendiente como palma de chontaduro y mil pesos, y cultivos tradicionales de subsistencia como la piña, borojó, bocao y arroz de ladera[36].

Recursos minerales

Las fuentes disponibles no aportan información suficiente para establecer las características del resguardo.

Importancia, uso y aprovechamiento actual

Prácticas productivas-UAF

Autóctonas:
Entre las prácticas tradicionales productivas del resguardo están la tumba-socola, riego, caza y la pesca; adicional a esto, hay comercio de productos y venta de fuerza de trabajo a los latifundios por jornal.
Los habitantes del resguardo son muy hábiles en la caza y la pesca; obtienen venenos vegetales como el Pakurú-Niaara con el que cazan animales como el saíno, la guatinaja, oso hormiguero, tatabro; ardillas, venados, pavas, conejos, guaguas, armadillos, pajuiles, tucanos (paletón) y las grandes guacamayas. La pesca se hace con copón o tasa (red típica con forma cónica), nasas, anzuelos y arpones, con los cuales pescan tortugas de varias clases, quícharo, sábalo, mojarras y camarones[37].
Se practica la tumba selectiva, con la que favorecen especies como el insibe, carrá, lechero, espavé, choibá, barrigona, trupa, zancona, fruta, perena y anime, entre otros. Estas especies son utilizadas para hacer canoas, para la construcción de viviendas, extracción de aceites; como protección contra la escorrentía y como fuentes de materia orgánica[38].
Agrícolas y pecuarias:
Entre las actividades productivas del resguardo se destacan la caza, la pesca, la alfarería y cestería. Practican la agricultura itinerante, que es un sistema agrario en el que hay una agricultura extensiva con técnicas y labores de cultivo muy elementales. Se caracteriza porque la superficie cultivada va cambiando su localización a lo largo de los años (va rotando), debido a que los suelos son extremadamente frágiles y en pocos años quedan agotados. Los agricultores deben abrir nuevos claros en otro sitio de la selva o el bosque, contribuyendo notablemente a la deforestación, debido a la práctica del “tumbe y quema” para la siembra del maíz[37].
Cultivan jagua, barbasco, achiote, cebolla y ají, junto a las plantas medicinales; para evitar que sean atacadas por las hormigas, las siembran en una barbacoa alta que llaman zotea[38].
UAF (Unidad Agrícola Familiar):
Se ha creído que la totalidad de los territorios de los resguardos son de uso agropecuario o que están en condiciones de ser explotados para producir bienes. Esta idea no tiene en cuenta la cultura y tradiciones productivas, los territorios colectivos, las áreas protegidas o no aptas para la actividad productiva, ni los lugares sagrados o en donde está prohibida la actividad económica. Teniendo en cuenta estas características, el cuadro de tenencia efectiva de la tierra, por parte de las comunidades indígenas, variaría considerablemente, y no se podría hablar de ninguna forma equivalente de tenencia de mediana o gran propiedad, predominando el microfundio y la pequeña propiedad con menos de una UAF (5 hectáreas)[39].

Plan de desarrollo

Impactos en los territorios indígenas

En el Plan de Desarrollo Municipal, las propuestas contemplan el crédito al campesino, manejo silvícola comunitario, titulación de las tierras y programas de fomento y asistencia técnica[40].

Estrategias de conservación

Se recomienda evitar la tala rasa y la actividad agropecuaria, las cuales deterioran el equilibrio ecológico, propician derrumbes, erosión y empobrecimiento de las fuentes hídricas.
Establecer un sistema de explotación por unidades regionales y proteger la regeneración natural, así como realizar prácticas de conservación, siembras en contorno, calles con cobertura y construcción de acequias de ladera[36].

Planes de vida

En el plan de vida del Pueblo Emberá se contemplan los siguientes aspectos:

  1. Control territorial y manejo de la biodiversidad.
  2. Gobierno indígena y control social.
  3. Sistema de salud desde la visión Emberá.
  4. Educación para la permanencia en el territorio.
  5. Desarrollo económico y productivo[37].

Demografía

Estructura, densidad y distribución poblacional

Censos y proyecciones

La población del resguardo Jagual-Río Chintadó pertenece al pueblo Embera (también denominados Eperä pedea, Emperä, Bedéa, Eberä, Cholo).
El censo DANE del 2005 reportó 37.327 personas auto-reconocidas como pertenecientes al pueblo Embera. Su mayor concentración poblacional se encuentra en el departamento del Chocó con el 63,20% de la población.

Pueblo Indígenas autoreconocidos en el censo del 2005 Porcentaje población indígena nacional
Embera 37.327 2,6 %

El Instituto Colombiano de Reforma Agraria por medio de la Resolución 041 de 1992 constituyó el resguardo Jagual-Río Chintadó y adjudicó a la comunidad 40.835 hectáreas.
La población del resguardo según:

  • Resolución de constitución número 041 de 1992 –INCORA-: la comunidad estaba conformada por 188 personas.
  • El Censo Nacional de 2005 del DANE: reportó 657 indígenas en el resguardo.
  • Proyección estadística a 2012 –DANE-: se estima que para este año la población indígena del resguardo asciende a 732 personas.

La densidad población con respecto al año en el que se constituyó el resguardo correspondía a 217,2 hectáreas por habitante, y con base en la proyección poblacional del DANE para el año 2012, esta densidad es de 55,7 hectáreas por habitante. Relación poblacional del resguardo respecto al pueblo indígena:

Población según Censo 2005 % Población
Pueblo Emberá 37.327 100%
Resguardo Jagual-Río Chintadó 657 1,76%

Relación poblacional del resguardo respecto a la población indígena del departamento:


Población según Censo 2005 % Población
Población indígena Chocó 44.127 100%
Resguardo Jagual-Río Chintadó 657 1,48%

Poblamiento y distribución espacial de la población

La comunidad del resguardo Jagual - Río Chintadó se encuentra asentada sobre los ríos con los mismos nombres.
El asentamiento de la población indígena presenta tradicionalmente marcadas diferencias con sus vecinos afrocolombianos. Habitan en viviendas palafíticas aisladas, tambos construidos en las riveras altas de los ríos, que son ocupados por familias y sus parentelas[41]. Particularmente para la etnia Embera el río “conecta los pueblos tanto como sus ideas y es el marco de su identidad cultural. El concepto del río como un ser transformable está ampliamente descrito en los mitos y en sus manifestaciones múltiples, amenaza o influye la vida y acciones de los humanos“. En la actualidad y como resultado de la interacción con comunidades mestizas, y de la delimitación precisa de los resguardos y caseríos y del riesgo ocasionado por la confrontación armada, el patrón de asentamiento ha pasado de las viviendas dispersas a la conformación de núcleos, donde se hace necesaria la instalación de cierta capacidad mínima de prestación de servicios de educación, salud y comercio.

Sistemas de parentesco

Parentesco

Los Emberá conservan un sistema de parentesco que reconoce parientes, tanto por línea paterna como materna hasta el cuarto grado de consanguinidad, lo que constituye una parentela en la cual no hay otro tipo de grupo como linaje o clanes. De todo el conjunto de la parentela, hay pequeños grupos que viven en la misma localidad, así, las parentelas constituyen la base de la organización social que se distribuyen en un sector del río o una vereda habitada por una serie de familias que están emparentadas entre sí (Observatorio del Programa Presidencial de DH y DIH:2010).

Movimientos migratorios y desplazamientos

Migración y desplazamiento

Desplazamiento por presencia de actores armados en cabeza de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.
“Arremetida Violenta de las FARC en el Resguardo indígena Jagual río Chintadó, con masacre de los colonos explotadores de recursos maderables de Mestizos y Afro, en los lugares llamados Rancho Quemado y Árbol del Pan, provocó el desplazamiento de la comunidad de Pichindé y militarización de la región y del Río Taparal por parte del ejército“[42].

Vulnerabilidad poblacional

Los resguardos que se encuentran en zonas de colonización tienen problemas de saneamiento ya que la presencia de colonos genera conflictos por el acceso a los recursos, principalmente la madera, la pesca, la cacería y obviamente la tierra que permite a unos y otros la reproducción biológica y cultural en condiciones adecuadas. Existen algunos acuerdos para coexistir pacíficamente aunque sobre la base de aceptar la autoridad del cabildo, lo cual muchos campesinos y afrocolombianos y/o sus organizaciones no aceptan.

Seguridad y soberanía alimentaria

Seguridad alimentaria

Producción y consumo:
La comunidad practica una economía de subsistencia, representada en la agricultura, caza, pesca y recolección. Cultivan principalmente plátano y maíz, productos básicos para su alimentación diaria.

Soberanía alimentaria

Autonomía alimentaria:
Se conserva la autonomía alimentaria de la población a pesar de las limitantes en materia de acceso al agua; la producción de maíz, plátano, arroz, coco y caña de azúcar entre otros, aunado a los productos de las actividades de caza y pesca aportan la base nutricional de la comunidad.

Salud y educación

'Salud
En los últimos veinte años ha cambiado el servicio de salud pero es poco lo que se refleja en la prestación del mismo a las comunidades en sus sitios de residencia o en los cascos urbanos, cuando se dirigen a ellos.
El problema de la salud no solo se debe a la falta de cobertura, sino también por el conflicto armado debido al confinamiento, desplazamiento, migración interna, amenazas a la población, y restricción de comida y medicinas, por parte del ejercito; estas manifestaciones del conflicto se han prolongado por tanto tiempo que las comunidades han cambiado muchas de sus prácticas cotidianas y de producción empobreciéndolas[43].
Educación
En la constitución política de Colombia de 1991, “La educación como derecho fundamental y servicio público goza de especial protección por parte del estado Colombiano“. A partir de este derecho, el Estado ha venido trabajando para promover, reconocer y garantizar, un proceso educativo coherente con las necesidades educativas de aprendizaje y metodologías de los pueblos indígenas para respaldar la igualdad de formación, calidad y medios tecnológicos que les permitan competir de manera amplia en los diferentes escenarios nacionales de educación.
Es importante resaltar que para el caso de Colombia, los contenidos curriculares y los objetivos impartidos en los centros educativos no se desarrollan de manera pluriétnica y pluricultural, donde se incluyan y respalden los diferentes saberes étnicos que luchan por no ser homogenizados ni estancados en un modelo único de educación. Para los pueblos indígenas, la educación, desde su cosmovisión, es una forma de trasmitir, conservar, reproducir y construir la cultura propia, respaldada en diversos mecanismos legales, como lo declara la ONU en los derechos de los pueblos indígenas del año 2007. En concordancia con los lineamientos políticos expresados en el nuestro Plan de Vida, las principales propuestas en materia de educación son generar e impulsar una educación propia, que se posiciones como una política propia y pública estatal; construcción de estrategias de recuperación, defensa, protección y desarrollo del conocimiento ancestral, Impulsar la profesionalización y formación superior docente de acuerdo a las políticas y plan de vida de la organización entre otras[2].

Oferta institucional

Oferta institucional

Estatal

El Plan de Desarrollo del Chocó “Un Nuevo Chocó para Vivir” 2012 -2015 es resultado de la articulación entre la Gobernación, las Alcaldías, los consejos comunitarios, resguardos indígenas y la comunidad, con quienes a través de mesas temáticas de trabajo se ha venido nutriendo con el ejercicio de priorización de proyectos y en donde se plasman las iniciativas, expectativas y propuestas de todos los sectores, con acciones concretas. Siendo consecuentes con el compromiso de respeto a la diferencia, ha sido el primer departamento en liderar un proceso de consulta previa que involucra a comunidades indígenas y afrocolombianas, con el reconocimiento y presencia del Ministerio Público y la garantía del Ministerio del Interior. Todo esto articulado a los procesos de fortalecimiento institucional de la sociedad civil organizada, en lo relacionado con infraestructura Funcional, que propone generar una red departamental de instituciones y entidades étnico territoriales tanto indígenas como afrocolombianas, adecuada a las condiciones de modernidad que se establecen en el plan departamental de TICs; las cuales podrán beneficiarse de programas de dotación de infraestructura que mejoren los niveles de generación de capacidades locales en aspectos administrativos y de gobernabilidad[44].
Para el año 2006 el Proyecto Regional multimodal de integración del Pacífico. Proyecto “Arquímedes” en cabeza del Ministerio del Transporte es el escenario para el desarrollo del Plan Estratégico para el Pacifico “PRI Pacifico”, que planteaba una acción Multiestamentaria a través de la articulación de los Ministerios del Estado, interpretando los diferentes planes formulados por el gobierno, desde el Plan Nacional de Desarrollo, los Planes de Comunidades Negras e Indígenas, la Agenda Pacifico XXI, el Plan Pacifico, Entes Territoriales, Comunidades Organizadas y Sociedad Civil. Proponía que en cumplimiento de la política del Sector Transporte y a partir de las inversiones en infraestructura de comunicación y transporte, se generaran soluciones integrales a la población asentada en estas regiones, siendo este el gran objetivo de la propuesta. La propuesta se desarrolló en el marco de la Política definida por el Gobierno respecto al desarrollo de proyectos en los CONPES 3149 y 3342 y la Visión 2019. Comprendía tres ejes Estructurantes: - Sostenibilidad Ambiental - Desarrollo Económico - Seguridad Alimentaría, y proponían los proyectos Respecto a la Sostenibilidad Ambiental: - Planificación y desarrollo de distritos forestales de aprovechamiento comunitario sostenible; - Desarrollo de la certificación forestal voluntaria y la negociación de bienes y servicios ambientales. Respecto al Desarrollo Económico: - Desarrollo de una planta procesadora de maderas y productos del bosque (propuesta por el Semillero Empresarial) cuyos principales accionistas serán las comunidades negras e indígenas, y su articulación con el sector comercial será el Plan Estratégico Exportador del Choco. - Pesca fluvial en el río Atrato, a través de su acopio y comercialización para mercados regionales y nacionales inicialmente, por medio de sistemas de transporte adecuados. - En materia agroindustrial impulso al procesamiento del cultivo del Borojó y otras especies propias de la región. - En materia de Seguridad Alimentaría, - articular la estrategia de las Unidades Familiares Productivas (UFPS), prácticas productivas culturalmente aplicadas por las comunidades de la región. Adicionalmente a estos procesos adelantados por la Nación en la región, que por su objeto y alcance pueden tener valor estratégico para el desarrollo del Urabá - Darién, el Ministerio del Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial informó sobre otros procesos de menor alcance e impacto, pero de gran significado para el mejoramiento de las condiciones de vida de la comunidad. Ellos son: “Desarrollo de núcleos forestales comunitarios a través de planes de ordenación y manejo forestal en territorios de la comunidad indígena de Chageradó” - Conformación del comité regional para la prevención y control del tráfico ilegal de especies silvestres, Proceso de designación de los humedales de Platillos (Vigía del Fuerte) y ciénagas de Tumaradó, Perancho, La Rica y La Honda (Río Sucio)[45].
Al parecer todos los procesos y proyectos encaminados a desarrollarse en territorio Chocoano son de la total “aceptación” de sus comunidades, no obstante, actualmente esa idea ha perdido peso debido a las múltiples quejas de por parte de las comunidades y sus autoridades, quienes acusan al sentido “desarrollista” de los gobiernos de turno de violar sus derechos fundamentales y territoriales, tal es el caso de las protestas realizadas por el exgobernador del Choco Luis Gilberto Murillo tras declaraciones del Ministro de Agricultura quien calificó de grave un fallo de tutela que exige realizar una consulta previa para atacar y erradicar una plaga en los cultivos de palma de aceite en el sur del país. Según el ministro, la consulta previa “prácticamente está paralizando la gestión estatal, tanto la legislativa como la administrativa”, señalamiento que el mandatario electo del Chocó rechazó[46]. De ese modo se evidencia un claro desacuerdo entre entres territoriales y estatales en este caso en un tema importante como lo es la consulta previa que es el derecho fundamental que tienen los pueblos indígenas y los demás grupos étnicos, de poder decidir sobre medidas (legislativas y administrativas) o cuando se vayan a realizar proyectos, obras o actividades dentro de sus territorios.

Organizaciones indígenas

La Asociación OREWA, es un proceso de unidad organizativa de 5 pueblos indígenas: Wounaan, Embera Dobida, Katío, Chamí y Tule, para la lucha y la defensa de la naturaleza y de los derechos de nuestros pueblos. Los Lineamientos políticos de la organización son: Consolidar el plan de vida de los pueblos indígenas del Chocó; consolidar el sistema propio de salud; impulsar y consolidar el sistema educativo indígena y la construcción e implementación de una política pública educativa indígena; promover y garantizar la participación de jóvenes y mujeres en el proceso organizativo; fortalecer y mejorar el sistema tradicional de producción, conservar y proteger los ecosistemas y la biodiversidad; consolidar la seguridad territorial; fortalecer el proceso organizativo para el ejercicio de nuestra gobernabilidad; fortalecer la justicia propia y hacer valer la jurisdicción especial indígena; defender el derecho propio, los derechos humanos y los derechos de los pueblos, fortalecer la institucionalidad indígena y la capacidad administrativa[47].
La Asociación OREWA ha apoyado procesos como el retorno de los los Embera Katío del Andagueda a sus comunidades en el Chocó, en donde 48 familias desplazadas del sector de Altos d en Ciudad Bolívar, fueron reubicadas y obtuvieron especial atención por su condición de víctimas del conflicto armado. Estas familias, que fueron desplazadas se encontraban esperando esta noticia, así poder retomar sus actividades cotidianas y recuperar parte, de su vida. Las condiciones para estas familias vislumbran mucho mejor, pues la propuesta está encaminada hacia que para el 2013, tendrán nuevas viviendas. A su vez la alta Consejería manifestó que se encuentran en este momento estudiando la posibilidad, de vincular al proceso a 54 familias que no se encuentran en el sistema de registro. También hizo referencia al retorno de 300 indígenas de la comunidad Embera Katío que se encuentran desplazadas en la capital de Colombia a su resguardo en el Chocó [48].
El Foro Interétnico Solidaridad Chocó es un espacio por la autonomía territorial y el etnodesarrollo de los pueblos negros, indígenas y mestizos, y quienes lo integran y participan luchan por el cumplimiento de la a consulta previa, aludiendo que esta no es un simple procedimiento dirigido a socializar información sobre medidas ya adoptadas, es un derecho fundamental de carácter colectivo, que debe orientarse a obtener el consentimiento previo, libre e informado de las comunidades étnicas[49].

ONG y organizaciones privadas

ONGs y organizaciones hacen presencia en el territorio chocoano trabajando conjuntamente con la cooperación internacional y el apoyo estatal en beneficio de las comunidades. Entre estas se encuentra la Fundación PROCLADE que ha trabajado en el empoderamiento de un grupo de 150 mujeres afrocolombianas e indígenas en los municipios Medio Atrato y Riosucio. Durante el periodo de agosto del 2011 a julio de 2012 se ha trabajado con mujeres de entre 12 y 50 años fortaleciendo las estructuras asociativas desde una perspectiva de género y derechos humanos. El proyecto de seguridad alimentaria y desarrollo socioeconómico se inició intentando fomentar las asociaciones de mujeres y su empoderamiento[50].
La Fundación Camino de Identidad - FUCAI, la Corporación de Apoyo a Comunidades Populares – CODACOP, el Centro Pastoral Indígena de Quibdó y Mesen met een Missie – MM realizan investigaciones sobre niñez y el futuro de los pueblos indígenas que infieren en reconocer los derechos de los indígenas y garantizar sus libertades fundamentales, lo que significa que se respeten las culturas indígenas y que se ofrezca a estos y estas los medios para descubrir un nuevo equilibrio en su propia cultura[51].

Agencias de cooperación internacional

Como principales ejecutores de la inversión de que se ejecuta en proyectos con recursos de cooperación internacional se tiene a las agencias de la ONU, desarrollando proyectos humanitarios en las áreas de áreas Desarrollo Social, Paz y Desarrollo Regional, y Derechos Humanos, cabe resaltar que las inversiones para temas como Medio Ambiente o Desarrollo Productivo no pasa del 5%, y en casos como Justicia y Modernización del Estado no pasa del 3% [44].
La Agencia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados – ACNUR desarrolla proyectos como: Construcción de albergues en el marco de los planes de contingencia en Norte de Chocó. Facilitar a las autoridades étnicas y municipales recursos que garanticen su participación en la preparación, prevención y mitigación de situaciones de emergencia causadas por el desplazamiento forzado de las comunidades étnicas - Fortalecimiento comunitario de organizaciones sociales de las cuencas del rio San Juan y el Baudó - Fortalecimiento organizativo de las organizaciones y comunidades afro colombianas e indígenas desplazados y en riesgo de serlo - Fortalecimiento comunitario de indígenas y organizaciones etnicoterritoriales y de OPDVS de Quibdó y Alto y Medio Atrato - Disminuir la vulnerabilidad de derechos individuales y colectivos de las comunidades afros e indígenas en condiciones de riesgo de desplazamiento - Formulación proyecto educativo indígena para 400 estudiantes del centro etnoeducativo agropecuario "genaro Opua QUiro" – Medio - Elaborar currículo educativo propio para las comunidades Wounaan del Medio San Juan con el propósito de afianzar su arraigo territorial, identidad cultural y la defensa de sus derechos - Programa integrado de gestión de desarrollo rural, protección de medio ambiente y fortalecimiento comunitario. Mejorar la calidad de vida de la población indígena del Atrato Medio y del Chocó en un contexto de explotación histórica y de conflicto armado agudo y fortalecer los sitemas tradicionales de autoridad y organización de las comunidades.
De igual manera la UNICEF procesos en beneficio de la situación de salud y nutrición indígena del Choco afectada por desastres naturales, acuerdos de coordinación departamental para la atención de NNA afectados por emergencias compuestas y desastres naturales. La UNODC pretende el fortalecimiento a proyectos productivos del desarrollo alternativo, en el marco de los programas PRIS PACIFICO y CATATUMBO. A - Contribuir a las metas del Gobierno de Colombia de reducción de los cultivos de coca, mediante una intervención de desarrollo alternativo con actividades forestales, agroforestales, organizativas y de comercialización en algunos departamentos[52].

Aspectos jurídicos y legales

Trámites y necesidades en materia territorial

El resguardo es definido por la Resolución 0136 del 03 de Diciembre de 1980, expedida por el INCORA[53]; se dio un proceso de ampliación mediante la Resolución No. 041 del 3 de Agosto 1992 expedida por el INCORA, con ella se aumentó la extensión del resguardo de 12.660 hectáreas a 40.835[54].
Debido a los conflictos interétnicos y al enfrentamiento con los colonos, la población de dispersó en pequeños grupos hasta que comenzó su organización en los años 70, cuando consiguió desarrollar cabildos mayores y menores en el Departamento del Chocó, constituyendo así la estructura que aún permanece en la actualidad[55].
Necesidades:
Es necesario realizar los respectivos saneamientos para garantizar el respeto de la autonomía territorial. Además es fundamental iniciar procesos para rescatar las áreas que estén bajo el dominio de Administración de Parques Naturales.

Instrumentos internacionales, jurisprudenciales, legales y generales

La Corte Constitucional, con el aval de la Constitución Política, ha afirmado en la Sentencia T-769 de 2009, que es necesario reconocer la diversidad étnica y cultural de la nación. Lo anterior, dado como principio fundamental desde el punto de vista democrático, participativo y pluralista del país.
Así, estas comunidades indígenas comparten costumbres ancestrales, hecho que implica un esquema de valores propios que identifican su cultura y su tradición; por esta razón gozan de un trato constitucional especial que define a los resguardos como propiedades colectivas, de naturaleza inajenable, inalienable, imprescriptible e inembargable.
Tales características especifican el derecho de las comunidades sobre su propiedad colectiva como factor de suma importancia, ya que permite el respeto de su cultura, valores propios y sus características como comunidad indígena, que son reconocidas por convenios internacionales, igualmente ratificados por el Congreso[56].

Conflicto armado interno, DDHH y DIH

Violaciones DDHH

En el Municipio al que pertenece este resguardo, se han presentado constantes violaciones contra los pueblos indígenas, que están relacionadas con los procesos de colonización y los proyectos de gran envergadura de ganadería, minería y extracción de madera. Esta situación tiene graves repercusiones en la población, porque los grupos armados, en su afán de controlar el territorio, profieren amenazas y recurren a la intimidación de los líderes y miembros de zonas humanitarias que luchan por los derechos de la población civil al tiempo que claman por el reconocimiento como sociedad civil y que se les excluya del conflicto[57]. Entre las violaciones a los Derechos Humanos, se destacan aquellas que van en contra de:

  • Derecho a la vida.
  • Derecho a vivir en paz.
  • Derecho a la libertad.
  • Derecho a la seguridad.
  • Derecho a la integridad física y mental.
  • Derecho a la autonomía y el autogobierno.
  • Derecho a la libre determinación.
  • Derecho a la libre asociación.
  • Derecho a la libre locomoción.
  • Derecho a no ser discriminado.
  • Derecho a la libre asociación.
  • Derecho a no ser desplazado por la fuerza de sus tierras o territorios.
  • Derecho a las tierras, territorios y recursos que se han poseído tradicionalmente, ocupado, utilizado o adquirido.

Infracciones al DIH

ASOREWA afirma que, durante el período de 1989 hasta 2011, los indígenas del Chocó han sido desplazados por los grupos armados legales e ilegales; el conflicto armado es el escenario y el principal motivo para que esta situación se mantenga[43]. Entre las múltiples infracciones al Derecho Internacional Humanitario, se encuentran:

  • Restricciones a la movilidad: los grupos armados impiden el libre movimiento de los habitantes y el transporte de alimentos; realizan continuos patrullajes, amenazas, advertencias e intimidaciones, para que la población solicite permiso para desplazarse incluso dentro de los territorios colectivos, y de esta manera, minimizar el riesgo de que se filtre información2.
  • Autodeterminación, autogobierno y propiedad de los territorios ancestrales: los grupos armados ilícitos ejercen presiones sobre algunas familias y Consejos Menores para que firmen o mantengan contratos con empresas dedicadas a proyectos de gran escala, dedicados a la extracción de madera y ganadería extensiva, sin importar que esto cause daños ambientales y cambios en los patrones culturales, pues los dueños sólo pueden usar pequeñas porciones de sus territorios y deciden dedicarse a actividades distintas de las tradicionales3.
  • Desaparición forzada: según cifras del Sistema de Información, Red de Desaparecidos y Cadáveres -SIRDEC- entre el 5 de Julio de 1985 y 25 de Septiembre de 2010, se han registrado 179 desapariciones en el Municipio de Riosucio, al cual pertenece este resguardo 4.
  • Violencia de Género: las mujeres son víctimas de constantes amenazas de muerte y de actos de violencia sexual, agravados por el temor al despojo de sus tierras5.
  • Amenazas contra organizaciones sociales y comunitarias: el 11 de Junio de 2010, las organizaciones del resguardo son señaladas como fachadas con otro tipo de intenciones, distintas de la defensa de derechos y como infiltradas por ONG Internacionales[57].
  • Amenazas y asesinatos de líderes y población indígena: este tipo de actos son realizados por los grupos ilegales como respuesta a la presencia del ejército en el territorio; en Agosto de 2008, en la Cabecera Municipal de Riosucio, fueron amenazados de muerte, presuntamente por las Águilas Negras, mediante un listado que contenía sus nombres, los líderes del resguardo de Jagual Río Chintado, 8 indígenas Emberá Dóbida: Julio Mecheche Manyoma, Aquileito Mecheche Barahona, Milciades Chamorro Marmolejo, Herminio Lana Guaseruca, Arturo Conde Mecheche, Darío Jumí y Luciano Casamá Gindrama[58].

Un segundo caso sucedió el 26 de Noviembre de 2002, cuando un grupo paramilitar ejecutó a un indígena y amenazó de muerte a tres más, integrantes de los Consejos Comunitarios de Jiguamiandó y Curbaradó. Las amenazas contra los líderes han significado su desplazamiento y el de sus familias, pues no existen garantías por parte del Estado para la protección de sus vidas[59].

  • Estigmatización y señalamientos: la fuerza pública y los grupos armados ilegales acusan a los habitantes de ser partidarios y apoyar a uno u otro bando[57].
  • Enfrentamientos: desarrollados entre grupos ilegales y la fuerza armada, en ellos, la población indígena queda en medio del fuego cruzado y se convierte en víctima directa, a pesar de sus pronunciamientos para ser excluida del conflicto. Esto fue lo sucedido durante un bombardeo realizado por la Fuerza Pública en las comunidades indígenas de la cuenca del Río Quiparadó, del Municipio de Riosucio, efectuado como respuesta frente a la incursión e instalación de miembros de las FARC en el territorio; el hecho dejó como víctimas a dos niños indígenas y a su abuelo de 74 años de edad; la OREWA manifestó enérgicamente su rechazo e inconformidad ante la situación[59].
  • Masacres: las FARC arremetieron violentamente contra los colonos explotadores de madera en los lugares denominados Rancho Quemado y Árbol del Pan, lo que provocó el desplazamiento de la comunidad de Pichindé, perteneciente a este resguardo, y la militarización por parte del ejército de la región y del Río Taparal[2].
  • Detenciones arbitrarias: cerca de la comunidad de Pichindé, fue retenido el indígena Emberá Dobida Francisco Caizamo Papelito, presuntamente por las Águilas Negras, la retención se prolongó durante dos horas, en las que fue maltratado, golpeado y amenazado para que suministrara información acerca de la ubicación de algunos líderes de la comunidad[58].

Actores armados

Se han presentado múltiples combates entre los grupos armados ilegales y el ejército nacional, en ellos se ha visto seriamente afectada la población indígena por el fuego cruzado y múltiples violaciones e infracciones a sus derechos.
Grupos armados ilegales:

  • FARC. Frentes 34 y 57, alias “Gloria”.
  • Paramilitares de las AUC. Bloque Elmer Cárdenas[59].

Fuerza Pública:

  • Ejército Nacional. Brigada XVII.
  • Infantería de Marina.
  • Policía Nacional.
  • Inspección de Policía de Pueblo Nuevo[2].

Respuestas al conflicto

La OEA sugiere que, como respuesta al conflicto armado ilegal, se implementen medidas que permitan disolver los patrones socioculturales que ejercen discriminación por motivos de sexo, raza, y etnia. Además, es necesario tomar en cuenta estas diferencias, que generan condiciones de vulnerabilidad, para desarrollar políticas públicas y minimizar el efecto devastador de la guerra. Para ello, es indispensable asignar recursos estatales con el fin de prevenir, erradicar y, cuando sea necesario, sancionar, las diferentes manifestaciones de violencia, más aún cuando implican discriminación de género[60].
La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ACNUR, destaca la necesidad de que la fuerza pública y los grupos armados ilegales acaten de manera inmediata y obligatoria, y den cumplimiento, a las normas de Derecho Internacional Humanitario. Así, será necesario abstenerse de realizar ataques contra la población civil y limitar los efectos contraproducentes, para la comunidad, de las operaciones militares[61].
Por su parte, la ONU en la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, ratifica el derecho de estos a ser diferentes y respetados como tales, libres de toda forma de discriminación y capaces de ejercer su derecho al desarrollo de acuerdo con sus necesidades e intereses. Además, reconoce la imperiosa necesidad de respetar y promover los derechos propios de dichos pueblos, tales como la libre determinación, la autonomía y el autogobierno en cuestiones políticas, sociales y culturales, y afirma que el Estado tiene la obligación de adoptar las medidas pertinentes para asegurar la protección de los mismos[62].
El convenio 169 de la OIT, sobre Pueblos Indígenas y Tribales, ratificado por el Estado colombiano y aprobado por el Congreso, mediante Ley 21 de 1991, busca reivindicar los derechos a la autodeterminación, el autogobierno y la propiedad de sus territorios ancestrales[63].
Según el Auto 004 de 2009, el Estado colombiano tiene la obligación de prevenir las causas de desplazamiento forzado y atender con enfoque diferencial a la población indígena que lo padece; para ello, ordena que se diseñen e implementen planes de salvaguarda étnicos y programas de garantías de los derechos de los pueblos indígenas afectados por el desplazamiento forzado y el conflicto armado[64].


Referencias

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 SIGOT. IGAC. (2012). Recuperado de http://sigotn.igac.gov.co/sigotn/
  2. 2,00 2,01 2,02 2,03 2,04 2,05 2,06 2,07 2,08 2,09 2,10 2,11 2,12 2,13 Ídem
  3. Resolución 0136 de 1980. (3 de diciembre de 1980). Incora. Bogotá.
  4. 4,0 4,1 Observatorio de Territorios Étnicos (s. f.). Sistema de Información Geográfico -SIG. Recuperado de http://etnoterritorios.org/mig/map.phtml
  5. IDEAM. IGAC. IAvH. Invemar. SINCHI. IIAP. (2007). Ecosistemas continentales, marinos y costeros de Colombia. Recuperado de http://bacata.ideam.gov.co/pmapper/pmapper-3.2.0/
  6. IAvH. (1998). Mapa General de Ecosistemas de Colombia (Elaborado por Andrés Etter). Recuperado de http://hermes.humboldt.org.co//ecosistemas/colombia/ecosistemas.php#
  7. 7,0 7,1 Grupo de Investigación: Conocimiento, Manejo y Conservación de los Ecosistemas del Chocó Biogeográfico. (s. f.). Estructura Ecológica Principal de la Región del Chocó Biogeográfico. Recuperado de http://www.iiap.org.co/filenoticias/INFORMEFINALEEP.pdf
  8. 8,0 8,1 8,2 IAvH. (s. f.). Planeación Ambiental del Sector de Hidrocarburos. En: Areas Prioritarias para la Conservación de la Biodiversidad -Bosques de Truando - Bajo Atrato Aledaños al PNN Los Katíos. Recuperado de http://hermes.humboldt.org.co/hidrocarburos/sites/co.hidrocarburos/files/2029-AreaPrioritaria_Pacifico.pdf
  9. 9,0 9,1 Alcaldía Municipal de Riosucio (2009). Esquema de Ordenamiento Territorial del municipio de Riosucio. Alcaldía Municipal de Riosucio, Chocó.
  10. IUCN. (Enero de 2012). The Red List of Threatened Species. Recuperado de http://www.iucnredlist.org
  11. Resolución Número 136. (3 de diciembre de 1980). Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. Colombia.
  12. Calderón, E. G. Galeano. N. García (eds.). (2002). Libro Rojo de Plantas Fanerógamas de Colombia. Volumen 1: Chrysobalanaceae, Dichapetalaceae y Lecythidaceae. La serie Libros rojos de especies amenazadas de Colombia. Bogotá, Colombia. Instituto Alexander von Humboldt, Instituto de Ciencias Naturales-Universidad Nacional de Colombia, Ministerio del Medio Ambiente.
  13. Ulloa, A. (2004). Grupo indígena Los Emberá. En: Instituto Colombiano de cultura hispanica (Ed). Geografía humana de Colombia. Región del Pacífico. Tomo IX. Recuperado en de http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/geografia/geograf/embera1.htm
  14. Geographiando 2.0. (s. f.). Áreas petroleras dentro de resguardo. Recuperado de http://geographiando.hrev.org/2011/05/15/area-petrolera-en-resguardos/
  15. 15,0 15,1 Ospina, B. (s.f.). Megaproyectos en el Chocó Biogeográfico: Expropiación de Recursos en el Pacífico Colombiano. Recuperado de http://www.releg.org/OSPINA.pdf NOTA: Este análisis se hizo al sobreponer el Mapa de Áreas Petroleras dentro de Resguardo con la ubicación del resguardo según mapa del Sistema de Información Geográfico del Observatorio de Territorios Étnicos recuperado de http://www.etnoterritorios.org/mig/map.phtml
  16. Defensoría del pueblo Colombia. (2010). Minería de Hecho en Colombia. Recuperado de http://www.defensoria.org.co/red/anexos/publicaciones/mineriaColombia.pdf
  17. ASOREWA. (2012). Plan de Salvaguarda para el Pueblo Emberá de la Asociación OREWA del departamento del Chocó.
  18. ACNUR. (2005). Comunicado de diez cabildos mayores indígena del Chocó. En el Chocó en medio del conflicto armado nuestra madre tierra llora. Recuperado de http://www.acnur.org/paginas/? id_pag=3291
  19. Parques Nacionales Naturales. (s.f.). Parque Nacional Natural Los Katios. Resolución de Creación del Parque Nacional Natural Los Katíos. Recuperado de http://rtejada.hazblog.com/Primer-blog-b1/PARQUE-NACIONAL-NATURAL-LOS-KATIOS-b1-p3.htm
  20. Alcaldía Municipal de Riosucio (2009). Esquema de Ordenamiento Territorial del municipio de Riosucio. Alcaldía Municipal de Riosucio, Chocó. EOT RIOSUCIO.
  21. 21,0 21,1 Ministerio de Cultura. (2010). Caracterización del pueblo Emberá Katío. Recuperado de http://www.mincultura.gov.co/?idcategoria=41769
  22. Ulloa. E. A. (1992). Grupo indígena los Emberá. En Instituto Colombiano de Cultura Hispánica. (Ed.). Geografía Humana de Colombia, Región del Pacífico. (Tomo IX pp.93-131). Bogotá: Instituto Colombiano de Cultura Hispánica.
  23. Díaz. R. (2006). La medicina tradicional Emberá: entrevista con el dirigente Emberá Gusman Caisamo. Recuperado de http://www.visionchamanica.com/Medicinas_alternativas/medicina_embera.htm
  24. Instituto Colombiano de Reforma Agraria (INCORA). (2001). Resolución 07 de 2001. Bogotá.
  25. Ulloa, A. (1992). Los Emberá. En Geografía Humana de Colombia. Bogotá: Instituto Colombiano de Cultura Hispánica.
  26. OREWA. (2011). Sobre la Asociación OREWA. Recuperado de http://www.orewa.org/index.php?option=com_content&view=section&layout=blog&id=3&Itemid=2
  27. Andrade, citado en Gerstenberg. B. (Ed.). (s.f.). Colombia: HCHR. Recuperado de http://www.google.com.co/urlsa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&ved=0CCkQFjAB&url=http%3A%2F%2Fwww.acnur.org%2Fbiblioteca%2Fpdf%2F7602.pdf%3Fview%3D1&ei=AiJIUOaKJJOI9ATWv4HgCg&usg=AFQjCNE6Kn890N9_Ml5B4fMGnY20z1r6Lg&sig2=UgKoiZPFEWfmxmYR8KiDXg
  28. 28,0 28,1 Losonczy, Anne M. (2006). La trama interétnica: Ritual, sociedad y figuras de intercambio entre los grupos negros y Emberá del Chocó. Bogotá. ICANH.
  29. OREWA. (s.f). Lo que pensamos y queremos hacer en nuestro territorio. Recuperado de http://www.observatorioetnicocecoin.org.co/index.php?option=com_content&view=article&id=170:plan-de-vida-de-la-orewa&catid=57:planes-de-vida&Itemid=119
  30. ASOREWA. (s.f.). Plan de Salvaguarda para el Pueblo Emberá.
  31. Alcaldía Municipal de Riosucio. (2011). Invitación pública Número IM-003 de 2011. Recuperado de http://www.google.com.co/urlsa=t&rct=j&q=resguardo%20ind%C3%ADgena%20la%20raya&source=web&cd=2&ved=0CE8QFjAB&url=http://www.contratos.gov.co/archivospuc1/2011/DA/227615011/11-13-591421/DA_PROCESO_11-13-591421_227615011_3069700.pdf&ei=LnkgULbvB8Tj0QHc2ICg
  32. CODECHOCÓ. (2009). Plan de Acción 2007-2011. Quibdó: CODECHOCÓ.
  33. Instituto Colombiano de la Reforma Agraria (INCORA). (1992). Resolución N° 41 de 1992. Bogotá: INCORA.
  34. Observatorio de Derechos Humanos y DIH. (s.f.). Diagnóstico del Pueblo Emberá. Recuperado de http://www.google.com.co/urlsa=t&rct=j&q=diagn%C3%B3stico%20ember%C3%A1%20katio%20derechos%20humanos&source=web&cd=1&
  35. ONIC. (2008). Las Águilas Negras amenazan a 15 indígenas Emberá del Municipio de Riosucio-Chocó, Colombia. Recuperado de http://www.onic.org.co/actualidad.shtml?x=35598
  36. 36,0 36,1 36,2 36,3 SIGA. IGAC. (2004). Recuperado de http://geoportal.igac.gov.co:8888/siga_sig/Agrologia.seam
  37. 37,0 37,1 37,2 Ministerio del Interior. Asuntos Indígenas. (2010). Proyecto de Protección de Tierras y Patrimonio de la Población Desplazada (PPTP). Bogotá.
  38. 38,0 38,1 Asociación Orewa. (2009). Plan salvaguarda para el Pueblo Emberá. Departamento del Chocó.
  39. INDEPAZ, (2010). Proyecto de Protección de Tierras y Patrimonio de la Población Desplazada (PPTP).
  40. Municipio de Riosucio. (s. f.). Esquema de ordenamiento territorial. Chocó.
  41. Plan de ordenamiento territorial municipal.
  42. Asociación de Cabildos Indígenas Wounaan, Embera Dobida, Katío, Chamí y Tule del Departamento del Chocó – OREWA (2010) Casos de violaciones de derechos humanos a los pueblos indígenas del Chocó.
  43. 43,0 43,1 ASOREWA. (s. f.). Plan de salvaguarda para el pueblo Emberá de la asociación OREWA del departamento de Chocó. Documento interno.
  44. 44,0 44,1 Gobernación del Chocó. Plan de Desarrollo Departamental. Recuperado de http://educon.javeriana.edu.co/ofi/documentos/regionalizacion/Planes%20desarrollo/Departamentos/CHOCO%202012_2015%20PRELIMINAR.pdf
  45. Ministerio de Transporte. Plan estratégico Uraba – Darien. Recuperado de http://www.areadigital.gov.co/comisiontripartita/DocumentosPublicaciones/Cartilla%20Plan%20Estrategico%20de%20Uraba%20Dari%C3%A9n.pdf
  46. Territorio Chocoano. Gobernador de choco arremete contra opositores de la consulta previa. Recuperado de http://www.territoriochocoano.com/secciones/politica/2265-gobernador-del-choco-arremete-contra-opositores-de-la-consulta-previa.html
  47. 1. Asociación OREWA. Quienes somos. Recuperado de http://www.orewa.org/index.php/sobre-nosotros/14-quienes-somos
  48. Asociación OREWA. Comunicado. Recuperado de http://www.orewa.org/index.php/3-comunicados/comunicados/132-retornan-los-emberan-katio-del-andagueda-a-sus-comunidades-en-choco
  49. Fondo Interétnico Solidaridad Chocó. Por la Autonomía Territorial y el Étnodesarrollo de los pueblos Negros, Indígenas y Mestizos. Recuperado de http://etnoterritorios.org/apc-aa-files/92335f7b3cf47708a7c984a309402be7/mandato_consultachoco_julio2010_1_.pdf
  50. Fundación PROCLADE. POR LAS MUJERES INDÍGENAS DEL CHOCÓ Y SU FUTURO. Recuperado de http://www.fundacionproclade.org/noticias/30-01-2013/mujeres-indigenas-choco-y-su-futuro
  51. Mesen met een Missie – MM. Informe. “Una mirada sobre el futuro de los Pueblos Indígenas a partir de la situación actual de su niñez”. Recuperado de http://cms.onic.org.co/wp-content/uploads/downloads/2012/03/cartilla_ninez.pdf
  52. Acción social. Mapa de Cooperación Internacional. Recuperado de http://www.accionsocial.gov.co/acci/web_acci/nuevomapa/main.asp
  53. INCORA. (1980). Resolución 136. Bogotá.
  54. INCORA. (1992). Resolución 041. Bogotá.
  55. Ministerio del Interior. (s.f.). Matriz de Caracterización. Bogotá. Documento interno.
  56. Corte Constitucional. (2009). Sentencia T-769. Bogotá.
  57. 57,0 57,1 57,2 Defensoría del Pueblo. (2011). Defensoría Delegada para la evaluación de riesgos de la población civil como consecuencia del conflicto armado. (Informe de Riesgo N° 031-09 A.I.). Bogotá.
  58. 58,0 58,1 OREWA. (2010). Casos de violaciones a Derechos Humanos a los pueblos indígenas del Chocó, Asociación de Cabildos Indígenas. Documento interno.
  59. 59,0 59,1 59,2 CINEP. (2011). Banco de datos. Derechos Humanos y violencia política. Recuperado de http://www.nocheyniebla.org/
  60. OEA. (2006). Las mujeres frente a la violencia y la discriminación derivada del conflicto armado en Colombia. (OEA/ser. L/V/II). Washington D.C.
  61. ACNUR. (2006). Colombia, desplazamiento indígena y política pública: paradoja del reconocimiento. San José de Costa Rica.
  62. ONU. (2008). Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los pueblos indígenas. (61/295).
  63. OIT. (2003). Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes. México. Recuperado de http://www.cdi.gob.mx/transparencia/convenio169_oit.pdf
  64. Corte Constitucional. (2009). Auto 004. Bogotá.